Pablo Jiménez ingeniero municipal y director de la Unidad Técnica, quien compareció ante el concejo municipal de San Carlos dijo que no puede comunicarse ni recibir inquietudes de los síndicos para ver temas de caminos porque desde hace días se le dañó el celular que le paga la institución y no se lo han arreglado.

Según Jiménez no utiliza su celular personal porque es privado, pero dice que las puertas de su oficina están abiertas para escuchar a cualquier síndico.

Ingeniero Pablo Jiménez.

Esto se da debido a la queja generalizada de los síndicos del distrito que aseguran que no se pueden comunicar con Jiménez para plantearles inquietudes de la maquinaria o relacionados con asuntos con intervención de vías..

Según los síndicos el tema del celular es prioritario para comunicarse con Jiménez, ya que muchos no pueden ir a Ciudad Quesada a buscar a Jiménez cada vez que tienen una inquietud, además algunos trabajan .

El lunes pasado los síndicos de los distritos sancarleños se quejaron por la poca respuesta de la Municipalidad de San Carlos ante el mal estado de los caminos vecinales.

El ingeniero Pablo Jiménez detalló que tienen un problema y es la carencia de maquinaria la mayoría vieja, además la amplia red cantonal que les impide satisfacer a todos y solucionar los grandes problemas viales . A esto se le suma la época lluviosa que atrasa obras.

Por su parte, Alfredo Córdoba Soro, alcalde de San Carlos, investigado por el caso Diamante, y con seis meses de inhabilitación por condena, dijo ayer al Concejo Municipal que lo tiene asustado lo que venía pasando en el municipio en su ausencia de seis meses de suspensión.

Hizo estas afirmaciones luego de escuchar a los síndicos de los distritos quejarse por los atrasos en la intervención de caminos en sus comunidades. 

El Concejo Municipal convocó a Pablo Jiménez, ingeniero y director de la Unidad Técnica para atendiera las quejas de los síndicos.

«Lo que ha pasado aquí es que Pablo lo montaron muy políticamente y le quitaron poder» dijo el alcalde que al parecer, justifica el trabajo del ingeniero pese a la quejas de los síndicos. «Me tocará que hablar en su momento. Me tiene muy asustando lo que venía pasando en el gobierno local» denunció Córdoba.