Barrio Buena Vista, antes conocido como El Refugio debido a que en los años 70 albergó personas nicaragüenses que huían de la guerra en su país; así como La Guaria, localidad fronteriza con Nicaragua, reciben una importante inversión social en beneficio de los pobladores.

Ambas comunidades del distrito Pocosol, en San Carlos, son consideradas “binacionales” debido a que en ellas convergen en porcentajes muy similares personas de ciudadanía costarricense y de nacionalidad nicaragüense.

Todas por años compartiendo la misma cultura, costumbres, tradiciones, deportes, lenguaje, espacios públicos, educación, entre otros factores sociales que en conjunto se hacen muy propios de su comunidad.

Debido a que ambos lugares presentan condiciones sociales complejas, la buena gestión municipal de la mano con la excelente organización comunal, lograron colaboración de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que forma parte de la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU).

Como parte de sus proyectos, la OIM tiene estimado invertir $30 mil dólares en proyectos sociales entre las dos localidades, acciones que ya rinden frutos.

Barrio Buena Vista recibió una cancha multiuso, además de un mural que retrata la valentía de la mujer jefa de hogar y su esfuerzo por sacar adelante a sus familias. Se espera además restaurar y acondicionar para uso múltiple lo que en un momento fue el salón comunal.

En La Guaria se entregaron implementos deportivos al equipo infantil de béisbol local, que incluyó uniformes, calzado y gorras, a un total de 25 niños y niñas de la comunidad que invierten su tiempo libre en este deporte.

También se edificará una infraestructura comunal, además de mejorar el diamante de béisbol, campo de juego en el que los fines de semana convergen tres equipos de niños y jóvenes, junto con hasta 14 equipos de mayores, tanto locales como aledaños, intercantonales y hasta extrafronterizos.

El beneficio dado a estas localidades es una importante gestión del Gobierno Local en su búsqueda de apoyo integral interinstitucional para la mejora social y equitativa de sus comunidades, máxime en aquellas más rurales o fronterizas donde los índices de desarrollo socioeconómico son bajos.