Los diputados de la Comisión de Ambiente acogieron con seis votos a favor y uno en contra el veto parcial que dio el Poder Ejecutivo al Expediente 21388, Ley del cannabis para uso medicinal y terapéutico y del cáñamo para uso alimentario e industrial, detalló hoy Radio Asamblea Legislativa.

El veto aplica a tres artículos del proyecto dentro de los que se encuentra el que permitía “el cultivo, la producción, la industrialización, la comercialización de cáñamo o cannabis no psicoactivo y sus productos o subproductos” sin necesidad de que los emprendimientos de cáñamo requieran “autorización previa especial o adicional”.

El presidente al firmar el veto solicitó a los diputados que se elimine esa autorización, para que sea reglamentada vía decreto Ejecutivo.

con respecto a los artículos 25 y 26 que se refieren a la posibilidad de “cultivo doméstico para autoconsumo con fines médicos y terapéuticos”, el Poder Ejecutivo solicitó eliminarlos.

La diputada Mileidy Alvarado Arias recalcó que su fracción nunca estuvo en contra del proyecto, pero si en sus inconstancias e incongruencias jurídicas, por lo que respaldan el veto dado por el Presidente. Recalcó que el proyecto era un riesgo a la salud pública y la seguridad nacional.

Posición contraria mantiene la legisladora Paola Vega Rodríguez sobre el veto al calificarlo como una bofetada al trabajo que aseguró se realizó durante casi cuatro años.

Sobre las observaciones de fondo que hace el Poder Ejecutivo la legisladora sostiene que no son de recibo porque lo que aduce es incapacidad institucional y lo que si tienen son prejuicios.

La Comisión de Ambiente enviará el informe al Plenario Legislativo para que se proceda con la discusión en primer y segundo debate.