La familia sancarleña, vecina de la Santa Rosa de la Palmera aclaran que ellos no son los que están subastando la casa del perrito «Rocky» impactada por un fragmento del Meteorito de Aguas Zarcas el 23 de abril del 2019, ya que vendieron la casita al comprador Michael Farmer y asociados hace ya tres años.

Detallan que no tienen nada que ver con los ₡191 millones que pide hoy el dueño la casa en la página  «Deep Impact: Martian, Lunar and Other Rare Meteorites»

La familia, pide el anonimato y aseguran que temen por su seguridad ya que la gente piensa que son ellos los que recibirían este dinero, cuando no es así.

Dueños de Rocky junto a comprador Michael Farmer

No quisieron referirse al monto de dinero que recibieron por la casita de Rocky y tampoco a la cantidad que obtuvieron por la piedra que cayó en la casa del perro.

Detalla esta familia sancarleña que pocos días después que cayó el Meteorito de Aguas Zarcas de 4500 millones de años, el estadounidense Michael Farmer, que ya había estado en la zona pocos días después que sucedió el evento, volvió para comprar la casa de Rocky, la cual fue desarmada para trasladarla a Estados Unidos.

Esta es Yezka otra perrita de la familia

Con respecto a Rocky dijeron hoy tiene ocho años y vive en el garaje de la casa, la cual cuidad día noche. Es un perrito no muy bravo, pero muy fiel como todo can. Además de Rocky, la familia tiene más perritos en la vivienda..

Contaron que el día que cayó el fragmento de meteorito, cRocky no estaba dentro de la casita, ya que no le gustaba mucho estar dentro y tuvo la suerte de no ser impactado.