Después de dos años sin presencia de voluntarios en Costa Rica, el Cuerpo de Paz recibe un grupo de 17 voluntarios que, una vez completen su capacitación de tres meses en San José, iniciarán su labor oficial en distintas comunidades en el país, a finales de setiembre.

Este grupo trabajará a lo largo de dos años en los programas de desarrollo juvenil y desarrollo económico comunitario en Guápiles, Turrialba, Puntarenas, la zona de Los Santos y la zona norte. Los voluntarios son de 12 estados de Estados Unidos y sus edades son entre 22 y 48 años. 

Para la Embajadora de Estados Unidos, Cynthia Telles, recibir a este grupo tiene un significado especial porque fue su padre, el Embajador de Estados Unidos -Raymond Telles- quien recibió a los primeros voluntarios que vinieron a trabajar en Costa Rica en 1963.

“Para mí tiene un significado especial darle la bienvenida a esta nueva generación de voluntarios, que continuará el trabajo que iniciaron los voluntarios que mi padre recibió hace 59 años. Durante décadas el Cuerpo de la Paz ha sido uno de los enlaces más fuertes entre Estados Unidos y Costa Rica. Desde Golfito hasta Guanacaste, comunidades en toda Costa Rica han recibido a los voluntarios, cuya dedicación ha contribuido con los estrechos lazos entre nuestros países”, dijo la Embajadora Telles. 

Se espera que para finales del 2023 Costa Rica volverá a tener más de 100 voluntarios en su territorio.

Larga trayectoria

En marzo del 2020 los 117 voluntarios del Cuerpo de Paz destacados en Costa Rica tuvieron que salir del país debido a la pandemia. No obstante, el personal del Cuerpo de Paz continuó su trabajo permanente en Costa Rica, liderando actividades para promover la vacunación y prevención del Covid-19. También contó con profesionales voluntarios que prestaron un servicio virtual de apoyo técnico a organizaciones costarricenses desde Estados Unidos.

El Cuerpo de Paz ha tenido presencia ininterrumpida de voluntarios en Costa Rica durante 57 años, lapso durante el cual más de cuatro mil voluntarios han servido en el país en proyectos como desarrollo económico comunitario, enseñanza del inglés como lengua extranjera y desarrollo juvenil.