El pescado cocinado en hojas de Bijagua es un platillo que no puede faltar en la etnia Maleku de Guatuso

Este es un platillo ancestral que aún forma parte de la dieta de los indígenas de esta zona, que por años han sido pescadores debido a la abundancia de ríos qué hay este cantón.

El pescado cocinado con hojas de Bijagua y en las brazas adquiere un sabor muy exquisito.

Esta y otras recetas han sido recopiladas por el Ministerio de Cultura en in documento llamado : “Historia de Guatuso contada a través de la Gastronomía“. 2021

Historia de Guatuso y sus pueblos de origen la zona norte de Costa Rica, abundante en árboles de hule. Fue a finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX se dio el auge del caucho en toda escenario de la fiebre hulera. Muchos de esos árboles aún se encuentran enlos potreros de San Rafael, mudos testigos de una era con muchos conflictos entre los pueblos originarios y la codicia de los huleros. Sin embargo, por los conocimientos de los malécu sobre el uso de la “raicilla” (Carapichea ipicacuana ) muy apreciada por las empresas farmacéuticas, también llegaron a la zona los raicilleros.

Esta parte de la historia nos la cuenta doña Nícida Elizondo portadora de la historia de sus ancestros malécus.

“Lo poquito que mis abuelos me enseñaron sobre la llegada de los malecus en Guatuso, ellos vinieron de Nicaragua, huyendo de la gente nicaragüense” (Elizondo, N. 2021) nos comenta doña Nícida haciendo referencia a los huleros provenientes de Nicaragua que buscaban los árboles de hule de estazona. Luego de varios conflictos el pueblo Malécu, continuó trasladándose intentando alejarse del caos de la explotación del hulera y raicillera. Continúa su relato doña Nícida, y nos explica cómo fue que finalmente su pueblo se asentó en esta zona:

“Vinieron pasando por los Chiles, por el lado de Sarapiquí, ahí se asentaron. Y llegaron los huleros a seguir a los malecus, entonces, vinieron por aquí… por el lado de San Carlos. Y llegaron por este lado de Pataste, ahí se asentaron más, hicieron una tribu y ahí se quedaron buen tiempo. Entonces cuando ya ellos dijeron: “¿qué vamos hacer, vamos a venir a acá? Entonces, se vieron por el lado de Guatuso.

Aquí es donde nos quedamos, donde se quedaron mis abuelos y mis abuelas, donde se quedaron mis ancestros que ya no tenemos…(Elizondo, N. 2021)

El crecimiento demográfico de la zona, la pesca comercial con trasmallos, así como la explotación maderera, fueron mermando las fuentes de alimentación de nuestros pueblos originarios, que hoy día, dentro de la reserva indígena, están realizando labores de reforestación para la conservación de la

biodiversidad.

Cuando le preguntamos a doña Nícida sobre la diferencia entre los recursos naturales de antes y los de hoy día, sin dudar nos contestó:

“Yo digo que ahora es difícil encontrar la comida. Antes era más fácil el asunto de las comidas ¿Por qué? Porque la naturaleza nos da todo, lo que es…estas semillas de pataste, el cacao, el pejibaye, el plátano, lo que es el pescado, la carne: chancho de monte, palmito. Esta es la base de la comida de los antiguosnuestros, que ya se nos fueron…” Elizondo, N. 2021)