De acuerdo con la Defensoría de los Habitantes los vecinos de la comunidad de Zarcero se mantienen preocupados por el prolongado tiempo de espera para una solución en la atención de un desvío de aguas pluviales de la ruta nacional 141, pues cuando ocurre un fuerte aguacero se ven expuestos a inundaciones que afectan a varias viviendas del sector. Aducen una falta de respuesta oportuna la situación por parte del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

La última situación reportada por los habitantes ocurrió con motivo de la tormenta tropical Bonnie que azotó el país el año anterior y que debido a las intensas lluvias el caudal del agua fue tanto que, en el sector conocido como lotificación Carmen Acuña, el alcantarillado no dio abasto y pasó por encima de la carretera dañando la misma y socavando la base de los alcantarillados. Los vecinos están preocupados que estas estructuras colapsen, se haga un tapón y provoque una inundación con la afectación que ello conlleva.

Indican que lo mismo sucede en la ruta nacional 141 donde la caja de registro no da abasto y el agua sale a la calle principal poniendo en riesgo tanto a las personas conductoras como a los peatones.

La Defensoría de los Habitantes intervino ante el CONAVI para conocer los avances respecto a los procesos licitatorios en aras de contar con contrataciones de mantenimiento periódico que venga a solventar la situación señalada por los habitantes de la zona.