«Que sean libres yo pago la liberación», dijo monseñor Álvarez, que no quiso ser desterrado por Ortega a Estados Unidos y prefirió continuar arrestado en Nicaragua como preso político.

Monseñor habría sido llevado hoy a la Cárcel Chipote donde continuará arrestado por el régimen del dictador Daniel Ortega.

Un caso sin precedentes el caso del obispo de continuar en la cárcel, pese a que el régimen le ofreció ser liberado y desterrado a Estados Unidos junto a los 222 presos más liberados hoy.

Monseñor Rolando Álvarez fue sacado de su casa a las 3:00 de la madrugada, en contra de su voluntad, confiaron fuentes de la iglesia católica nicaragüense a Sin embargo, el nombre del obispo de la Diócesis de Matagalpa no aparece en los listados de presos políticos que fueron enviados en el avión: 222 ha confirmado la misma dictadura.

Una de las fuentes eclesiásticas indicó que en este momento los familiares de monseñor Álvarez van hacia el nuevo Chipote a preguntar por él.

La familia presume que monseñor Álvarez no aceptó subir al avión, o esperarán a condenarlo para luego ver qué hacen con él.

En este momento los 222 presos ya están en Washington donde recibieron asilo político..

Familiares de nicaragüenses esperan el aeropuerto a los presos políticos de Estados Unidos.