Con foco en mano enfermero alumbra a pacientes para hacer pruebas COVID en la frontera norte

Batir barro es parte de la cotidianidad de epidemiólogo para llegar a comunidades fronterizas.

Los caminos de tierra, la oscuridad de la noche y las condiciones del invierno son las batallas que tiene que enfrentar el epidemiólogo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en la región huetar Norte, doctor Melvin Anchía Villalobos.

El funcionario es enfermero, tiene especialidad en epidemiología y labora para la institución hace 19 años. Actualmente es el coordinador de epidemiología de la Caja en la red de prestación de servicios de salud de la región Huetar Norte.

A este entregado trabajador se le ve tanto de día como en la noche, en las comunidades más pobladas y alejadas de San Carlos, Guatuso, Río Cuarto y Los Chiles como en la Trocha Fronteriza, Crucitas, Chorrera de Cutris y Saíno de Pital.

“Uno integra la educación como herramienta de trabajo y de acción para prevenir el covid-19 y cortar la cadena de transmisión de la enfermedad causada por SARSCoV2. No estoy sólo, somos muchas personas del Ministerio de Salud, la Caja, Seguridad Pública y otras entidades que están volcadas de lleno a combatir esta pandemia” dice el doctor Anchía.

Los funcionarios de las distintas entidades trabajan en la intervención de brotes comunitarios. Además, ofrecen capacitación y supervisión a equipos de respuesta rápida de epidemiología de las sedes de ebáis, áreas de salud y hospitales de la región.

“En esta lucha donde las linternas son el apoyo para alumbrarnos por las noches y donde batir barro se convierten en toda una experiencia, esto por tanto camino de barro que hay y por estar en época de invierno que estas son batallas que vencemos con tal de llegar a esas personas que pertenecen a grupos de riesgo como adultos mayores, hipertensos, diabéticos y asmáticos crónicos” añadió el epidemiólogo.

El doctor Melvin Anchía explicó que la experiencia de partir cada semana y cada día es muy interesante porque valora integralmente las distintas necesidades de la población.

“Las personas se alegran cuando lo ven llegar a uno, inicialmente son un poco tímidas, pero luego terminan convencidas de que somos sus amigos y defensores que los acompañamos en estos momentos tan difíciles que vive el país y la humanidad” agregó.

Este miércoles el doctor Melvin Anchía Villalobos volverá a internarse en las recónditas comunidades de la Trocha Fronteriza en Los Chiles y otros puntos que muchos costarricenses no tienen noción que existen.

Por Henry Segura Fonseca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s