Ayer domingo decenas de turistas y familias aprovecharon el sol que alumbró todo el día para visitar la paradiásica Laguna Río Cuarto, uno de los más bellos atráctivos naturales del cantón.

Los visitantes aprovecharon para disfrutar de las tibias aguas del volcán Laguna Río Cuarto, de 33 hectáreas de extensión, un sitio mágico rodeado de vegetación, ideal para la práctica de deportes acuático.

Una de las deficiencias para visitar este lugar es la vía de acceso en pésimo estado. Sólo se puede ingresar en vehículo de doble tracción alto, porque el camino está completamente deteriorado, con grandes huecos y mucho barro.

Para mantener limpio este lugar es importante colocar basureros, ya algunas personas no son conscientes y dejan basura en el lugar, por lo demás, es uno de los sitos más hermosos de Río Cuarto, digno de visitar.