Conozcan la hormiga ronchadora, depredadora del bosque: los machos tienen alas, se aparean y mueren

La foto principal del fotógrafo estadounidense Daniel Kroanaur, en la Estación Biológica la Selva en Sarapiquí.

La Hormiga Guerrera o Ronchadora, (Eciton Burchelli). también conocida como hormiga soldado es, es uno de los insectos más depredadores del bosque: Son nómadas y en su paso por 3l suelo y troncos deboran otros insectos que encuentran en el camono.

En nuestros bosques neotropicos costarricenses y en la bajura de la Zona Norte es muy común encontrarlas en colonías de 100 mil a 2 millones de estas.

Durante muchos años dichas hormigas han convivido con nuestros campesinos, ya que en sus desplazamientos por el campo se introducen a viviendas en busca de insectos. Su mordeduras es muy dolorsa.

Hormigas ronchadoras

De acuerdo al sitio Anywhere.com hay aproximadamente 150 especies de hormigas guerreras, pero este género es el más famoso y con el rango más amplio. Eciton burchelli es negra. La reina es drásticamente diferente de los otros miembros de la jerarquía.

Los machos tienen alas y han nacido explícitamente para salir de la colonia, se aparean con la reina y mueren. El tamaño y proporción de las hormigas obreras, está determinado por la dieta cuando son jóvenes. Los soldados tienen cuerpos más grandes, cabezas exageradamente enormes y mandíbulas de mayor tamaño.

Las hormigas guerreras no construyen un nido como la mayoría de las demás especies de hormigas. En su lugar construyen un nido viviente con sus cuerpos, conocido como vivac.​ Los vivacs suelen situarse en troncos de árboles o en madrigueras excavadas por las hormigas, y los forman uniendo sus patas unas a otras y así creando una especie de bola, que puede parecer no estructurada a simple vista, pero que es en realidad una estructura bien construida.

Las obreras de más edad se sitúan en el exterior, dejando el interior para las más jóvenes. Ante una mínima perturbación, las hormigas soldado se reúnen en la parte superior del campamento, dispuestas a defender el nido con sus potentes mandíbulas y (en el caso de Aenictus y Ecitoninaeaguijones. El interior del nido está lleno de numerosos pasajes y contiene muchas cámaras con los alimentos, la reina, las larvas y los huevos.


De acuerdo al sitio las hormigas guerreras organizan incursiones espectaculares mientras buscan alimento. Sus colonias se componen de la reina, pocos machos, millones de obreras y sus pequeñas crías. Otro rasgo que comparten es que, a diferencia de la mayor parte de las especies de hormigas, estos ejércitos no construyen hormigueros permanentes en árboles o en el suelo, sino que lo edifican con su propio cuerpo.

Algunas obreras se sujetan entre ellas para formar las paredes y el sitio donde se colocará la reina, los huevos y las crías en desarrollo. La colonia se desplaza dependiendo de dos fases de conducta, la estacionaria y migratoria, que depende de la fase reproductiva de la reina. Si ella está poniendo sus nuevos huevos, la colonia encontrará un sitio seguro en el bosque para mantenerla a salvo durante 20 días. Si ella ha terminado de poner sus huevos por un tiempo, las hormigas migrarán y encontrarán un nuevo territorio todas las noche

Cada mañana, el ataque empieza cuando las obreras abandonan su nido en una columna. Mientras se mueven en direcciones distintas las hormigas se comunican a través de feromonas y las señales químicas. Las columnas se mueven continuamente sobre el terrero boscoso, rocas, porches y cualquier cosa que este en el camino será cubierto por ellas. Las hormigas guerreras definen “alimento” como todo aquello lo suficientemente pequeño como para que ellas puedan tomar. Este proceso puede durar la mayor parte del día y recorren desde su nido más de 50 metros de distancia.

Si bien puede ser imponente encontrarse estas hormigas en la naturaleza. Ocasionalmente una columna de ataque es de varios metros de ancho y es importante tener cuidado. Puede ser particularmente interesante observar cuando las hormigas invaden una casa o el porche de un edificio. Hay que darles un poco de tiempo, ellas no van a permanecer en las viviendas, pero si tomaran cualquier insecto que encuentren debajo de la cama y en cualquier lugar.


El ejército busca y captura en su mayoría arañas e insectos, como orugas, ciempiés, cucarachas o saltamontes. Incluso ataca a otras colonias de hormigas y nidos de avispa. Los vertebrados con su velocidad suelen ser capaces de huir de estos depredadores, pero cuando a las hormigas se les presenta la oportunidad perseguirán ranas, lagartijas y serpientes.

Biografía
Hogue, Charles L. Latin American Insects and Entomology. University of California Press: Berkely and Los Angeles, 1993.

Kricher, John. A Neotropical Companion: an introduction to the animals, plants, and ecosystems of the New World tropics. Princeton University Press: Princeton, NJ, 1997.
Rettenmeyer, C. W. in Janzen, Daniel H. Costa Rican Natural History. Chicago: University of Chicago Press, 1983.

-Amy Strieter, Escritora de Vida Silvestre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s