Que la muerte de Sergio sirva para extirpar la ignorancia y deshumanización en EBAIS y hospitales de la CCSS

Luego de la muerte por miringitis severa del niño Sergio Rodríguez de 11 años, que al parecer, se le habría negado la atención en el EBAIS de los Ángeles de la Fortuna, San Carlos, porque la familia no había pagado el seguro, las críticas en redes sociales han sido fuertes contra algunos funcionarios de otros centros de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)

Las quejas no sólo van y vienen porque el menor tenía el derecho de ser atendido como lo establece el Código de la Niñez y a la Adolescencia de este país y los cuales, los funcionarios de EBAIS deben conocer, sino porque casos como estos se repiten en muchos centros de salud de todo el país por ignorancia o deshumanización.

Algunos funcionarios actúan con altanería, prepotencia y decidía ante los enfermos que llegan a recibir un servicio por el cual pagan: se encuentran con ogros, matonismo, pereza, atención deshumanizada, funcionarios acostumbrados a la burocracia, al cumplir todo a la regla por encima del dolor humano, sin excepción.

Algunas secretarias y guardas sirven como filtros, donde el paciente debe indicarles el motivo de la consulta, los dolores y síntomas que uno no quisiera tratar con un funcionario administrativo sin ser valorado por un médico. Secretarias y guardas algunas veces devuelven para la casa a pacientes sin ser valorados por un médico, porque simplemente se acabaron los números o por no atenderlo.

Igual sucede con profesionales de la salud, que actúan con decidía y poca vocación de servicio ante el dolor ajeno.

Aunque este tipo de funcionarios suelen por dicha no es la mayoría, existen en la CCSS muchos dispuestos a dar lo mejor de si.

Los hechos denunciados por la humilde familia de Sergio que al parecer, no se le brindó una primera atención, porque los padres estaban morosos con el pago del seguro, resulta ser una denuncia vergonzosa en nuestro sistema de salud. Algo que jamás debe darse y que no se puede dejar pasar por alto.

Es necesario que los jefaturas de la CCSS investiguen a fondo si en verdad que hubo negligencia del EBAIS o funcionario alguno, al no brindarle atención al niño cuando estaba en juego su vida y que al final perdió la batalla.

Se debe llegar hasta las últimas consecuencias, porque la vida de un ser humano, y sobre todo de un niño, debe ser prioridad por encima de todo.

La Caja, es nuestra institución madre, orgullo de los costarricenses por años. Uno de los más grandes logros de nuestros abuelos visionarios. Un orgullo en tiempo de pandemia. Un lujo que sólo los costarricense nos damos en este bicentenario.

De ninguna manera se debe permitir que la deshumanización tome nuestra insigne institución. Este tipo de personas sin vocación y sin amor al prójimo debe ser extirpados de los centros de salud, como se extirpa un tumor que amenaza con dañar todo el cuerpo.

Es hora de sembrar un precedente en EBAIS y Hospitales. Nada puede estar por encima de la vida, mientras esté a nuestro alcance.

Ojalá que casos como este si realmente se dieron de esta forma, nunca más vuelvan suceder en una sociedad como la nuestra.

El dolor de la familia por la muerte de Sergio posiblemente nunca se borrará, pero en nosotros está exigir a nuestras autoridades de salud una atención más humana y digna.

Los más frágiles y desposeídos de este país no deben pagar, por las miserias humanas de otros. La sensibilidad y la empatía ante dolor ajeno debe imponerse ante todo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s