CNE dice que ha hecho 114 proyectos de construcción de comunidades tras 5 años de Otto

Tras cinco años del huracán Otto

  • La CNE ha desarrollado 114 proyectos de reconstrucción en comunidades impactadas por el huracán Otto.
  • Otro de los esfuerzos interinstitucionales fue el desarrollo e implementación de un Sistema de Alerta Temprana en la cuenca del río Zapote que hoy en día cuenta con instrumentación como medidores de caudales y estaciones meteorológicos.
  • Gracias al aporte solidario del pueblo costarricense, se han ejecutado 33 soluciones para familias de las comunidades de Bagaces y Upala.
¿Qué generó Otto en el país? Los daños tras su paso generaron pérdidas de infraestructura, el corte de servicios vitales, pérdidas de vidas y daños a la producción agropecuaria que repercutió de manera inmediata en los procesos sociales y económicos de 461 comunidades de 13 cantones del territorio costarricense. El ciclón tropical generó una afectación directa a 10.831 personas, correspondientes a 461 poblados, lamentablemente 10 personas murieron en los cantones de Upala y Bagaces. En el periodo comprendido entre los días 27 al 30 de noviembre, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) registró por medio del Sistema de llamadas 9-1-1, un total de 2.871 incidentes generados por inundaciones, vientos fuertes, alto oleaje, avalanchas, comunidades aisladas o deslizamientos. Del total de personas afectadas 7.425 requirieron atención en albergues. La buena coordinación de las instituciones permitió optimizar el uso de recursos del Estado e iniciar en pocos días las labores rehabilitación de los servicios vitales, como la dotación de agua y el fluido eléctrico, a la vez que la rehabilitación temporal de carreteras que fueron destruidas u obstruidas.  

San José, 24 de noviembre del 2021.  Ha pasado un quinquenio desde que el huracán Otto, generó un decreto de Duelo Nacional, una declaratoria de emergencia nacional en Upala y otros lugares también afectados en la Zona Norte el país; además de la atención a cientos de damnificados para que retomaran su vida de forma resiliente tras una emergencia que tomó dimensiones impensables.

En la historia nacional, se registran tres eventos ciclónicos que tocaron territorio nacional, pero Otto ha sido el único en categoría de huracán. El primero se reconoció en 1887 con el arribo de una Tormenta Tropical; posterior a eso en 1973 se da la presencia de una depresión tropical y por último el huracán Otto en el año 2016. Los tres eventos ingresaron a Costa Rica por el Caribe Norte.

Así lo señalan algunos expertos de la comunidad científica, quienes sugieren que el huracán Otto podría estar vinculado a escenarios de cambios climático.

Hace cinco años un país unido intentaba levantar lo que quedó tras el ingreso del ojo del huracán al territorio de Costa Rica.

Días antes, las autoridades técnico-científicas y de gobierno daban seguimiento al fenómeno y establecieron escenarios de posible afectación con el fin de resguardar la vida de las poblaciones donde aparentemente, podía dirigirse el huracán.   Finalmente, el huracán tocó suelo costarricense en la parte norte del país y de forma directa impactó a varios cantones, entre ellos, el cantón de Upala.  

Tras el paso del huracán Otto se dieron muchas lecciones aprendidas.   Así lo señaló Lidier Esquivel, jefe de la Unidad de Investigación y Análisis del Riesgo de la CNE, al enfatizar que, tras el impacto del huracán, se identificaron nuevas zonas de amenaza tras un estudio de zonificación, cuyos resultados fueron entregados a la Municipalidad y demás autoridades locales como insumos fundamentales para el Ordenamiento Territorial.

En la zonificación se tomó información con imágenes áreas de alta resolución para observar del sistema montañoso, las zonas con alto grado de deslizamientos y además, se obtuvieron curvas de nivel a una mayor densidad para el modelado de flujos y avalanchas con el fin de observar cambios en el relieve.

Esquivel explicó que estos estudios son esenciales para actualizar los mapas de amenazas que son facilitados por la CNE a las municipalidades para hacer un correcto uso de los suelos, ya sea para agricultura, industria, comercio, o vivienda y evitar la exposición de los asentamientos humanos, así como la producción e infraestructura ante el impacto de los eventos derivados de amenazas de origen natural.

Otro de los esfuerzos interinstitucionales fue el desarrollo e implementación de un Sistema de Alerta Temprana en la cuenca del río Zapote que hoy en día cuenta con instrumentación como medidores de caudales y estaciones meteorológicos, como un sistema de aviso para disminuir la probabilidad de pérdidas de vida y daños materiales. Este trabajo fue realizado junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Municipalidad de Upala, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Universidad de Costa Rica (UCR), la Cruz Roja Costarricense, y el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) entre otros.

CNE ejecutó 114 proyectos de reconstrucción

Otra de las fases de intervención fue la reconstrucción de infraestructura fuertemente impactada en diferentes zonas tras el paso del huracán Otto.  Al amparo del Decreto de Emergencia y la elaboración del Plan General de Emergencias, la CNE ha realizado, a la fecha, una importante inversión de ₡ 47 148 212 021,45 en obras de reconstrucción.

Desde el 2017, año en que ocurrió el huracán, se tiene un 82 % de obra finalizada. Se ha ejecutado 114 proyectos en los cantones de Bagaces, Corredores, La Cruz, Golfito, Grecia, Guatuso, La Cruz, Los Chiles, Osa, Pococí y Upala en 35 distritos con un monto de ₡31 354 198 148,15.  

De este porcentaje de los proyectos concluidos se reportan dos proyectos en abastecimiento de agua, tres insumos y suministros para el sector agropecuario, un alcantarilla y vados, 36 carreteras (caminos), siete edificios públicos, 17 puentes y 31 estudios de puentes, 21 limpieza y canalización de cauces.

Además, en la actualidad se trabaja en 25 proyectos en Bahía Drake, Buena Vista, Corredores, Delicias, El Amparo, Llanuras de Gaspar, Cureña, Puerto Viejo, La Virgen, Mogote, Río Cuarto, San Rafael, Sierpe, Upala. Estos proyectos tienen un monto de ₡15 794 013 872,69.

Obras relevantes para la población

Del total de los 17 puentes construidos, se destaca el diseño y construcción del puente vehicular de una vía con paso peatonal adosado sobre la quebrada Pela Dientes, en la comunidad de Villa Roma de Corredores, Puntarenas, donde se beneficiarios más de 1 000 personas de los distritos de Villa Roma, Los Planes, Montezuma, Pilares.

Como parte de estas obras de rehabilitación, se realizó la construcción de un muro de contención en el camino cantonal de El Silencio en San Rafael de Guatuso, Alajuela, dando seguridad a más de 4 340 personas que diariamente pasan por el lugar, de los distritos de San Rafael, El Silencio, Pejibaye, Cabanga, Palenque Margarita, Palenque Tonjibe, Lourdes, La Poma, Los Ángeles.

Por otra parte, destaca la limpieza de 21 cauces en distritos tales como Upala, Canalete, Buena Vista y San Rafael de Alajuela, Corredores y Golfito en Puntarenas; así como La Fortuna, Bagaces, Mogote y Río Naranjo en Guanacaste, en donde se beneficiaron 38 309 personas. 

De los 36 caminos rehabilitados, que beneficiaron 99 mil personas, se puede citar la carretera que va de Las Delicias Ebais hasta La Cruz, en la Frontera Nicaragua- Costa Rica, Upala. También se rehabilitó el camino de La Cruz en el distrito Santa Cecilia, Guanacaste.

Otra obra realizada fue la recuperación de la superficie de ruedo y sistemas de drenaje pluvial del camino público denominado Río Claro de Pavones –Altamira (Frente Escuela) en Golfito, Puntarenas.

La rehabilitación de los caminos es sumamente importante, ya que en las zonas se da el tránsito de niños y niñas hacia los centros educativos, trabajadores hacia sus sitios laborales, el traslado de la producción de la zona y población en general que disfruta del comercio en las distintas comunidades.

Otro de los proyectos realizados para la rehabilitación de las comunidades producto del huracán, fue la construcción de viviendas por medio de la campaña “Yo nací en este país”, organizada por Repretel en conjunto con el Banco de Costa Rica.

Gracias al aporte solidario del pueblo costarricense, se han ejecutado 33 soluciones para familias de las comunidades de Bagaces y Upala impactadas por huracán Otto, de las cuales ya se han entregado 24 viviendas con una inversión de ₡670,321,346.

Además, en la actualidad se trabaja en 25 proyectos entre los cuales se destaca la rehabilitación del “Salón Comunal de Pataste” ubicado en el cantón de Guatuso, el cual beneficiará de manera directa a aproximadamente 2.540 personas de las comunidades de Pataste, San Juan, La Flor y San Luis de San Rafael.  

Otros proyectos en ejecución, son la reconstrucción del camino Rincón – El Campo – Banegas – Rancho Quemado – Los Ángeles Agujitas en el cantón de Osa en Puntarenas; la rehabilitación, acondicionamiento y ampliación del gimnasio de deportes de Guayabo de Bagaces como Albergue oficial de la CNE; y los estudios preliminares, Análisis, Diseño y Construcción del Edificio del Comité Auxiliar de Cruz Roja en Upala.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s