La Municipalidad de San Carlos nos remitió al MOPT para que consultemos cuándo aflatarán las vías Palmar de Pital y Esquipulas-Pitalito de Aguas Zarcas, cuyos vecinos llevan casi 10 años de espera.

Según el Departamento de Relaciones Públicas y Comunicación de la Municipalidad de San Carlos, por ser este un proyecto del BID-MOPT, debemos ahora consultar con ellos, para conocer el futuro del proyecto, esto pese a que son dos vías municipales.

Cabe señalar que dichos proyectos se les adjudicó a Constructora Meco, empresa cuestionada por el caso Diamante, y que el alcalde de San Carlos Alfredo, se habría beneficiado con dádivas de de dicha empresa, por ayudarle a obtener licitaciones de ambos caminos.

En julio del año pasado Milena Jara, Promotora Social de la Unidad Técnica de Gestión Vial de la Municipalidad de San Carlos nos indicó que dichas obras que se realizan con fondos de BID, fue adjudicada por el Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) a la empresa Constructora Meco, (cuestionado por corrupción por el caso «Cochinilla»)

Jara dijo que las obras estaban para iniciar en Julio y en cualquier momento podrían dar inicio, ya que eso depende del CONAVI y la constructora, obras nunca se hicieran

En mayo del 2021 Alfredo Córdoba, alcalde de San Carlos acudió a Esquipulas de Aguas Zarcas y al Palmar de Pital, según este, para anunciar asfaltado en junio de este año, pero obras nunca llegaron.

«Caso Diamante» reveló más bien que el alcalde sancarleño se habría beneficiado con dádivas por dichas obras.

A Córdoba el Ministerio Público lo investiga una dádiva de ¢15 millones que habría dado Constructora Meco al alcalde de San Carlos Alfredo Córdoba para obtener licitación de un camino de Pitalito de Aguas Zarcas, San Carlos, cuyo costo de construcción es de ¢344 millones y que se haría con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Palmar de Pital por ₡500 millones.

También el alcalde habría influido para que MECO  obtuviera una licitación de  rehabilitación de la ruta nacional 250, que conduce a Sahíno, Boca Tapada y Río San Carlos, cuyo costo rondaría los ¢506 millones.

Asimismo, MECO le habría concedido al alcalde la contratación  como empleado  al  esposo de su hija,  en un proyecto que la constructora tenía en Nicaragua. Esto porque la hija del alcalde realizaba una práctica en ese país y su yerno necesitaba trabajo ya que es ingeniero y debía permanecer un año en el hermano país.