A partir del 1 de Marzo inició la veda del Gaspar en el Refugio Caño Negro. Esto debido a que esta emblemática especie se encuentra en período de reproducción y por los bajos niveles del río su captura es relativamente más fácil con artes de pesca ilegal como la atarraya

En esta ocasión algunas personas al percatarse de la presencia de funcionarios, dejaron tirado estos 2 gaspares y 1 atarraya por lo cual no se pudo dar con los responsables

Los decomisos o hallazgos de origen animal no son entregados a alguna institución como escuelas, hogares de adultos mayores ya que se desconoce la manipulación que se le dio a estos peces y podrían causar una intoxicación o enfermedad a las personas que lo consumen

Hacemos el reiterado llamado a la población a respetar los periodos de veda del Gaspar y los demás peces

Además recordar que la venta de recursos extraídos del Refugio está prohibido

Programa Nacional de Humedales