Frente Amplio considera de no recibo las amenazas de los grandes autobuseros de cierre de líneas en enero por la no aprobación del proyecto para extender la vida útil de las unidades y recuerda que desde 2006 existe la normativa que les obliga a renovar la flotilla. Adjuntamos declaración hecha por la diputada Sofía Guillén en la Comisión de Económicos: