La Junta Directiva del Colegio de Periodistas y Profesionales en Ciencias de la Comunicación Colectiva (Colper) solicita al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), realizar una investigación a fondo con relación a la forma de financiar a estas personas por parte de los partidos políticos.

De acuerdo con el Colper: “no hay duda que se vive en las redes sociales una anarquía, de la cual algunos inescrupulosos se aprovechan para desvirtuar la profesión de periodista”.

“Algunas de esas personas, también llamadas «troles», son financiadas con fondos públicos, lo que ningún costarricense puede permitir. El Tribunal Supremo de Elecciones debe tomar acciones inmediatas para RECHAZAR y DESAUTORIZAR estos gastos electorales”, sentenciaron.

Además agregaron que “durante nuestra gestión fuimos claros en que, los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos interpretados por la Sala Constitucional al generalizar y afirmar que, “cualquiera se puede autodenominar periodista”, atenta contra el derecho a la información, atenta contra la veracidad, credibilidad y objetividad con la que trabaja el periodista serio, responsable y apegado a las normas éticas”.

“Lamentablemente, también hay medios que responden a esos turbios intereses comerciales, ideológicos o de conveniencia política, e igualmente “pagan” a personas que sin ser periodistas buscan, elaboran y emiten información que no necesariamente se apega a los criterios éticos que exige nuestra profesión”, afirmaron.

“En varias oportunidades se nos entrevistó por parte de algunos medios, los cuales nunca publicaron nuestras declaraciones, simplemente por no dar la respuesta que el periodista tenía como mandato conseguir”, indicaron.

Según el Colegio “fueron muchas las declaraciones que esta Junta Directiva emitió de forma ética y transparente, pero nunca se publicó ni un segundo, ni una línea de la entrevista, o se colocó parte de esas declaraciones fuera de contexto como relleno. Esa tergiversación y sesgo también atenta contra la libertad de expresión y el sagrado derecho de la sociedad costarricense de recibir información veraz y creíble”, aseveraron.

“Durante nuestra gestión fuimos absolutamente respetuosos de los debidos procesos. En este caso existen investigaciones abiertas que darán luz y permitirán a los funcionarios involucrados la toma de sus mejores decisiones en el ejercicio de la función, debiendo cada uno asumir su cuota de responsabilidad”, reiteraron.

“Colper hace un llamado al cese del manejo informativo falso y sesgado, que solo logra desinformar y generar fisuras en un sistema democrático robusto. Hacemos un llamado a la nueva Junta Directiva para que continúe con la línea de exigir la profesionalización de las personas comunicadoras”, concluyeron.

La