,

Cansados de pedirle a la Municipalidad de Sarapiquí que construya un puente sobre Río Gaspar en Horquetas de Sarapiquí, José Jiménez Hidalgo vecino de Cerro Negro, músico de esa comunidad, no le quedó otra opción que componer una canción de protesta y cantarla en el propio puente de tucas,  para ver si las autoridades de gobiernos se dignan en c construir la obra.

Aseguran que el puente que  tienen es de tucas y con regularidad se daña y aunque han hecho peticiones al Concejo Municipal, a  diputados y al gobierno,  no tienen respuesta alguna.

Cerro Negro es una comunidad de unas 90 familias donde hay jóvenes que utilizan el puente  para llegar al colegio, así como niños para ir a la Escueal. También trabajadores  que todos  los días pasan por aquí.

Según  José Jiménez han agotado todas las solicitudes que envían a las autoridades municipales, pero estos no se dignan ni siqu8era en contestar

Por ello en los versos de la pieza dice que ojalá esta canción la escuche el Presidente,   para que le jale el mecate a su gente. Asimismo dice que ojalá la escuche el diputado que de sus promesas se ha olvidado, así como el alcalde que cada cuatro años viene a buscar votos a la comunidad y luego se olvida.

El compositor asegura que el puente llevan más de 40 años que los madereros lo construyeron con vigas de madera, y desde ello aunque han recibo promesas de políticos, que se quedan en eso, promesa.

Además, también el camino municipal que conduce a Cerro Negro, está en mal estado y el municipio no lo repara. Dice en su canción que aquí parece que  el progreso no ha llegado.