TRANSPORTE PÚBLICO VE CON GRAN PREOCUPACIÓN RACIONAMIENTO DEL SERVICIO ELÉCTRICO

 

– Anuncio del ICE debe ser llamado de atención.

– CANATRANS apoya la modernización, pero con la ruta correcta.


La continuidad del servicio de Transporte Público modalidad autobús debe ser una garantía que el Estado mantenga para todos los usuarios que día a día se movilizan hacia sus lugares de trabajo, estudio, hospitales u hogares.

 

Ante el anuncio por parte del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) sobre la posibilidad de racionamientos del fluido eléctrico se deben encender todas las alarmas. 

Es por esto que en la Cámara Nacional de Transportes (Canatrans) hacemos un llamado vehemente para crear una mesa de diálogo para desarrollar un proceso planificado en la transición hacia la electrificación del transporte público donde estén todos los actores que forman parte del proceso. 

Entre ellos, el Instituto Costarricense de Electricidad, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, La Autoridad Reguladora de Servicios Públicos, la Defensoría de los Habitantes, entidades financieras, entre otras.  

 

“En CANATRANS estamos comprometidos con la modernización del transporte público y por eso le hemos pedido al ente rector que analicemos cuál es la mejor opción en el caso de las unidades eléctricas, porque si en este momento el país tuviera este tipo de autobuses la continuidad del servicio estaría en riesgo y con ello la movilización de la economía costarricense”, señaló Silvia Bolaños, presidenta de la Cámara.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre las preocupaciones de CANATRANS destacan evitar que situaciones como este tipo de racionamientos no provoque que el servicio de transporte público se deje de brindar ya que esto afectaría en sobremanera a los más de un millón de usuarios. 

Así mismo, el financiamiento de las unidades, para conseguir fondos verdes y créditos blandos de manera que no se impacte negativamente en las tarifas a los usuarios y a la vez, sea un modelo sostenible por las empresas que brindan el servicio. 

“Costa Rica merece tener un transporte público con las mejores condiciones tanto en infraestructura como en flota y hacia eso deseamos ir, pero ante este tipo de situaciones pedimos certeza jurídica y certeza en cuanto a la continuidad de la operación en el servicio para nuestros usuarios”, afirmó Bolaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *