En las sabanas y bosque de la Región Huetar  Norte  habita un ave muy rara, llamada el Pájaro Estaca (Commmon Potoo Nyctibius griseus), su nombre se debe a la similitud con un tronco seco, medio que usan para camuflarse de sus enemigos.

De acuerdo con el Sistema de Áreas de Conservación (SINAC) este un ave nocturna que se alimenta de insectos que caza desde una percha o posición elevada, en el día se posa erguido en un tocón de árbol, que por lo colores de su plumaje y la posición de la cabeza hacia arriba logra camuflarse y parecer la parte final de las ramas, por ello le llaman pájaro estaca. También, por su peculiar canto a modo de lamentos ha sido asociado con las leyendas de la llorona o llamado pájaro bruja.

Esta ave mide entre  33 a 38 centímetros de largo total y es pálido grisáceo tirando a castaño, finamente rayado con negro. Tiene los ojos color naranja o amarillo, grandes.

Pone un solo huevo blanco liliáceo manchado, directamente en una depresión en una rama o tronco de un árbol.

El Pájaro Estaca se le puede apreciar en lugares como Guatuso, Los Chiles, Upala, donde se le ve en potreros.