Madre de Nicoya destaca labor de médico pediatra sancarleño como ángel de la guarda de su bebé

Los ángeles de la guarda de mi bebé y míos tienen rostro de médicos y enfermeras

Una madre de Nicoya, Guanacaste, que tuvo un bebé prematura, destacó la labor que realizan médicos y enfermeras del Hospital la Anexión de Nicoya, entre ellos, el pediatra sancarleño Fabricio Sevilla, que labora en ese centro médico.

Ileana Ramírez Gómez es una nicoyana de 28 años, dice que siempre ha creído en los ángeles de la guarda, pero que ahora estuvo frente a frente con ellos y hasta les conversa a diario.

Así se refiere la guanacasteca cuando menciona a los médicos, enfermeros y todo el personal de salud del hospital La Anexión en Nicoya, Guanacaste.

A Ileana la diagnosticaron diabética hace siete años y desde entonces es paciente en ese centro médico, pero una bendición que llegó del cielo la hizo la puso al frente de lo que hoy llama ángeles de la guarda terrenales.

“Los ángeles de la guarda de mi hijo y míos tienen cara de médicos, enfermeras y personal de salud. Desde que me dieron la noticia que iba con concebir un hijo me refirieron de la sede de ebáis de Nicoya al hospital La Anexión y a lo largo de muchos meses he comprobado que los ángeles están acá en la tierra y que todos los días buscan cuidarnos, protegernos y darnos consuelo” aseguró usuaria.

Antes que le hicieran la cesárea, Ileana requirió internamiento en repetidas ocasiones y desde entonces recibió palabras de motivación, aliento, confianza y consuelo ya que no sólo temía por el buen desarrollo de su hijo sino que también sufría por el fallecimiento de su papá meses atrás.

“Tenía mucho miedo que mi bebé viniera con malformaciones, complicaciones de salud o que no llegara al tiempo idóneo para su nacimiento y al final así fue. Mi hijo José Andrés Ramírez Gómez nació prematuro, pesó 1 700 gramos y midió escasos 45 centímetros. Me tuvieron que operar de emergencia porque tuve otras complicaciones y mi pequeño permaneció 23 días en el servicio de neonatología”.

Cuenta Ileana que algunos de los ángeles con los que se ha topado en el hospital La Anexión se llaman Fabricio, Fabiola, Luis, Martita, Ruth, Gloria, Kimberly, Oscar, Karen, Eduardo, Fernanda y Freddy.

“Mis palabras se quedan cortas para destacar el buen servicio, el amor, la entrega, la dedicación y el compromiso que tiene el personal de obstetricia, ginecología, pediatría y neonatología. Lo que yo siento por todos ellos y ellas se resume en GRATITUD. No me alcanzarán los días para reconocer su gran labor. Yo reconozco la vocación de cada uno de ellos, pero en este momento se me viene a la mente el doctor Fabricio Sevilla Acosta, un pediatra que se desvive por los bebitos y que ve a cada uno como suyo” contó Ileana.

Otros que la asegurada recuerda con gran admiración son los doctores Eduardo Jara y Freddy Durán, además de las doctoras Karen Porat y María Fernanda Rodríguez.

“Mi bebecito cumplió dos meses y requirió internamiento, nuevamente, porque presenta mucho reflujo; pero yo estoy muy tranquila porque Andrecito es súper consentido el doctor Sevilla no se despega de él y todos pasan al pendiente de mi guerrero” destacó la nicoyana.

La gratitud de Ileana Ramírez Gómez hacia el personal de salud del hospital La Anexión es tal que quiso que todo el mundo supiera lo que ella piensa de los médicos, enfermeros, especialistas, secretarias y personal en general del hospital de Nicoya, por eso hizo una larga publicación en la red social Facebook, para que las personas sepan cuanto les admira y respeta.

“Detrás de un bebé prematuro hay una mujer que se convirtió en mamá antes de tiempo. Más de la mitad del embarazo la pasé entre pasillos, camas y palabras de aliento del personal del hospital La Anexión y ahora que mi bebé volvió a estar entre los mimos y cuidados de estos ángeles terrenales solo puedo decir que estoy segura de que José Andrés saldrá más fuerte que nunca” destaca la publicación de Ileana.

El doctor Fabricio Sevilla también realizó una publicación en Facebook donde resaltaba que José Andrés se convirtió en un niño símbolo de la lactancia materna.

“Un prematurito muy especial por ser el segundo que se ve beneficiado con la adquisición de bombas de alimentación en infusión continua del hospital La Anexión… Andrecito le deseamos lo mejor siempre y yo soy un orgulloso trabajador de la CCSS” escribió el doctor Sevilla Acosta.

Para el doctor Anner Angulo Leiva, director general del hospital La Anexión, también agradeció a Ileana por las palabras de motivación que ofreció al personal y a los funcionarios los insta a seguir trabajando con amor.

“La política del buen trato debe promoverse siempre, pero reconozco el gran sentimiento, solidaridad y compromiso con que laboran los médicos, enfermeros, terapeutas, nutricionistas, farmacéuticos, microbiólogos, psicólogos, trabajadores sociales y todos los funcionarios del personal del establecimiento de salud que lidero” acotó el doctor Angulo Leiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s