Vaticano beatificaría en 2021 a la que sería la primera novia de la Iglesia: consagrada al servicio de los pobres

POR: MERCEDES DE LA TORRE  ACI Prensa

Sandra Sabattini. Crédito: Comunidad Papa Juan XXIII

La joven laica Sandra Sabattini, quien murió a los 23 años y estaba comprometida para casarse, será beatificada el 24 de octubre de 2021.

Cuando murió atropellada estaba comprometida para casarse con Guido Rossi, con quien soñaba ir a África para iniciar una comunidad que sirviera a los “últimos de los últimos”.

El P. Oreste Benzi, fundador de la Comunidad Papa Juan XXIII a la que pertenecía, fue quien promovió su causa de beatificación con la idea de que se convirtiera en “la primera novia santa”.

La beatificación estaba prevista inicialmente para el 14 de junio de 2020, pero fue suspendida a causa del COVID-19, y la nueva fecha fue comunicada recientemente por la Secretaría de Estado.

De este modo, la celebración será presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Marcello Semeraro, en la ciudad italiana de Rimini, tierra natal de la sierva de Dios.

El Obispo de Rimini, Mons. Francesco Lambiasi, destacó que Sandra Sabattini “es una figura que puede ser señalada como un icono creíble y atractivo de la santidad de la puerta de al lado: no son necesarias experiencias excepcionales de compromiso ascético o de contemplación mística”.

“Todo lo que necesitaba nuestra querida Sandra era la textura de una vida ordinaria, tejida con una fe viva, sostenida por una oración intensa y generalizada. Una vida gastada en el feliz y fiel cumplimiento de su deber, punteada por pequeños gestos de amor llevado al extremo, en una apasionada amistad con el Cristo pobre y servidor, en un generoso e incansable servicio en favor de los pobres. Una vez que ella conoció a Jesús personalmente, ya no pudo evitar amarlo, centrarse en Él, vivir para Él, en la Iglesia”, añadió Mons. Lambiasi.

Breves datos biográficos

Sandra nació el 19 de agosto de 1961 en Riccione y vivió sus primeros años en el municipio de Misano Adriático en la provincia de Rimini. A los cuatro años, ella y su familia se mudaron a la casa parroquial de la parroquia de San Girolamo, donde era párroco uno de sus tíos, el P. Giuseppe Bonini, hermano de su madre.

Con una familia profundamente católica, Sandra comenzó a escribir un diario personal el 24 de enero de 1972. Tres años después conoció al P. Oreste Benzi, fundador de la Comunidad Papa Juan XXIII, que se dedicaba a atender a los “últimos” de la sociedad.

Luego de una experiencia misionera con el grupo, volvió a casa con un pensamiento claro: “Nos hemos roto los huesos, pero esa es gente a la que nunca abandonaré”.

Inició la universidad para estudiar medicina. En su tiempo libre y sus vacaciones se dedicaba a atender a los enfermos.

Con una vida intensa de oración, el Rosario diario y la meditación cotidiana de la Palabra de Dios, Sandra también tenía la costumbre de rezar la primera hora de cada año (de 12 a 1 a.m.) ante el Santísimo Sacramento.

A los 20 años conoció a Guido Rossi, con quien compartía muchos ideales, como el sueño de ir a África para servir a los “últimos de los últimos”.

Sin embargo, falleció a los 23 años de edad. El 29 de abril de 1984 iba con Guido a un encuentro de la Comunidad Papa Juan XXIII. Apenas bajó del auto y a la espera de cruzar la calle, fue embestida por otro vehículo que iba en sentido contrario. Fue llevada al Hospital Bellaria de Bologna, donde finalmente falleció el 2 de mayo.

Milagro

El 19 de julio de 2007 Stefano Vitali, cuando entonces tenía 41 años, fue curado milagrosamente de una metástasis bajo la intercesión de Sandra. Toda su historia la relató en el libro “Vivo por milagro. Así Sandra Sabattini me ha curado”, publicado en italiano.

En diversas ocasiones, Vitali ha dado su testimonio de curación. En una transmisión televisiva, indicó que la sanación “no fue solo física, sino sobre todo espiritual” y añadió que Sandra le mostró “el camino a seguir para alcanzar la serenidad y realizar mi vocación”.

“Y si lo hizo conmigo, que soy una persona testaruda, ¡con más razón podrá hacerlo con los muchos que la conocerán en el futuro!”, indicó.

Comunidad Juan XXIII

La Asociación Comunidad Papa Juan XXIII es una asociación internacional de fieles de derecho pontificio.

Fue fundada en 1968 por el P. Oreste Benzi, y desde entonces busca comprometerse “concretamente y de forma continua, para luchar contra la marginación y la pobreza”.

La Comunidad Juan XXIII está presente en 40 países con casas-familia, cooperativas sociales y educativas, casas de oración y servicio para acompañar a quienes enfrentan problemas durante la maternidad, así como otras iniciativas.

En 2014, el Papa Francisco recibió en el Vaticano a algunos de sus miembros y alabó el carisma del fundador, P. Oreste Benzi, porque “su amor por los pequeños y pobres, por los excluidos y abandonados estaba radicado en el amor a Jesús crucificado, que se hizo pobre y el último por nosotros”.

El Santo Padre destacó una de las primeras iniciativas, que consistió en un “encuentro simpático con Cristo” para los adolescentes, que llevó a los jóvenes a un “encuentro vital y radical con Él como héroe y amigo”.

Por ello, el Papa invitó a todos a hacer de la Eucaristía el centro de estas casas-familia y de toda la actividad social y educativa.

Etiquetas: beatificaciónAsociación Comunidad Papa Juan XXIIICongregación para las Causas de los SantosSandra Sabattini

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s