El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) junto a distintas empresas distribuidoras de electricidad trabajan en la mejora de sus procesos con el fin de prevenir y mitigar la electrocución de animales silvestres.

Entre 2018-2019, se reportó la afectación de alrededor de 7 mil individuos de fauna silvestre.

En Costa Rica se encuentra un 5% de la biodiversidad del mundo, un número que se traduce a gran cantidad de flora y fauna silvestre que viven en nuestros bosques y como país debemos proteger, por esta razón el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), desde años atrás ha venido realizando esfuerzos en la formación de sinergias entre la institución y las distintas empresas que ofrecen servicios eléctricos en el país, con el fin de establecer y detectar posibles mejoras en distintas ¬ medidas orientadas a la prevención y mitigación de la electrocución de la fauna silvestre. Rafael Gutiérrez, Director Ejecutivo del SINAC, mencionó que:

“De manera conjunta, los prestadores de servicio eléctrico junto a SINAC, hemos ido encontrando caminos y acuerdos, para buscar que esa provisión del servicio se haga teniendo los cuidados respectivos, para que la fauna silvestre no se vea perjudicada”

Según el registro nacional de electrocución entre 2018-2019, se reportó la afectación de alrededor de 7 mil individuos de fauna silvestre.

Destacan mamíferos como monos, ardillas, perezosos, mapaches, entre otros afectados por este tema. SINAC pide a la población reportar este tipo de problemáticas al Sistema de Trámite de Denuncia Ambiental (SITADA), ingresando a la página web www.sitada.go.cr, lo cual permite llevar un registro más específico de los lugares que presentan estas problemáticas y de esta manera poder dar seguimiento y soluciones a la población.

Actualmente el país cuenta con una guía para la prevención y mitigación de electrocución de la fauna silvestre por tendidos eléctricos, la cual tiene como objetivo informar a la ciudadanía de cómo puede reportar estos sucesos a las diferentes electrificadoras, además de otros problemas que puedan existir en el cableado como problemas por crecimiento de vegetación en el alambrado, entre otros.