Luego de la controversia suscitada en el municipio de San Carlos porque la alcaldesa Karol Salas mando a quitar la bandera blanca sanitaria que estaba frente al palacio Municipal, ayer los nueve regidores aprobaron por unanimidad una moción de apoyo al Ministerio de Salud por su lucha contra la pandemia y además volver a izar la bandera sanitaria

Según los regidores el tema aquí es de apoyo al autoridades de salud por su esfuerzo salvaguardar la salud de los sancarleños mediante las vacunas contra el COVID, por lo tanto, no apoyan la actitud de la vicealcaldesa de asegurar que esta bandera causa división y discriminación.

Lo anterior se da luego de algunos roses entre Salas y algunos regidores, sobre todo por que quitó la bandera sin consultarme a estos.

La alcaldesa Salas Vargas, acusó el fin de semana a el Presidente Municipal Juan Diego González Picado de violencia política por caso de bandera sanitaria.

De acuerdo con Salas el regidor González Picado condicionó a tratar los temas de proyectos u otros asuntos pendientes a que yo debía disculparme por la falta de respeto para con todo el Concejo Municipal por mis diferentes acciones tales como no asistir a la Sala de Sesiones para convocar a sesión extraordinaria cuando se reunió la Comisión de Jurídicos, por bajar la denominada “bandera Sanitaria” y por enviar un oficio al Concejo consultando por los acuerdos pendientes de atender.


«(…) como alcaldesa no puedo mantener izada una bandera que causa división social entre vacunados y no vacunados, que es un asunto de salud y de “condición social”, que además persigue y amenaza a los trabajadores con la pérdida de sus empleos, que limita a los estudiantes al no permitirles matricular en centros de estudios, y que impide a las personas a ingresar a comercios o centros de atención médica, todo esto en violación del derecho que tiene toda persona a un consentimiento previo, informado, pleno y libre, tal y como también lo exige el mismo Sistema Interamericano de Derechos Humanos, cuestión que actualmente se encuentra en estudio en la Sala Constitucional, donde miles de costarricenses han acudido
para hacer valer este derecho, derivado de la dignidad humana
» expresó Karol Salas el fin de semana.