Como parte de los intensos controles que realizan autoridades del Ministerio de Seguridad Pública para combatir el trasiego de todo tipo de mercancías ilegales en la frontera norte, 6.300 municiones de diversos calibres fueron incautadas en las últimas dos semanas en los cantones de Los Chiles y Upala.

El más reciente de estos casos se registró el martes 1 de febrero, cuando oficiales de la Fuerza Pública detectaron, a bordo de un autobús que brinda servicio entre la ciudad capital y Upala, 3.700 municiones de calibres 0.38, 9 m.m, 0.22 y 0.357.

Las municiones procedían de San José y habían sido enviadas en calidad de encomienda hasta Upala, por lo que de inmediato las Fuerza Pública hizo de conocimiento de las autoridades judiciales locales lo ocurrido, tras lo cual se realizó la incautación de los proyectiles.

Una semana antes, el pasado martes 25 de enero, miembros de la Policía de Fronteras destacados en el cantón de Los Chiles interceptaron un vehículo en la localidad de La Trocha, el cual era conducido por un costarricense de apellido Aguirre, quien era acompañado por un nicaragüense apellidado Barrera.

Tras revisar las pertenencias de los dos sujetos, los oficiales fronterizos encontraron, dentro de un saco perteneciente al nicaragüense, un total de 2.600 municiones de calibres como 9 m.m, 0.38 especial, 0.357, 0.380, 0.635, 0.45 y 0.22.

Tras coordinar con la Fiscalía de San Carlos, Barrera fue detenido y remitido ante dicha instancia judicial en calidad de flagrancia. Las autoridades investigan los pormenores que rodean estos casos, en los que según se presume las municiones tenían como destino final Nicaragua.