• Mercadería procedía de Panamá e iba con destino a Nicaragua.

• Dos nicaragüenses que guiaban los caballos fueron aprehendidos.

• Este es el mayor decomiso de cigarrillos efectuado en lo que va del año en la frontera norte.

En un nuevo golpe propinado por las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública a la evasión fiscal, un cargamento de cigarrillos valorado en aproximadamente 11 millones de colones fue decomisado por la Policía de Fronteras en Los Chiles, frontera norte.

El cumplimiento estuvo a cargo de oficiales fronterizos que se encontraban patrullando los humedales aledaños al río Frío, los cuales divisaron cerca del mojón Xll-A, el pasado sábado, a dos sujetos que llevaban cuatro caballos cargados y quienes estaban a pocos metros de ingresar a territorio nicaragüense.

De igual manera los oficiales pudieron observar, del lado nicaragüense, una embarcación que estaba esperando para llevar dicha mercadería hasta el interior del vecino país.

Los oficiales procedieron a decomisar el cargamento y llevarlo hasta el puesto de Tablillas para realizar una inspección más detallada con un can entrenado en la detección de estupefacientes, tras lo cual se determinó que los sujetos no ocultaban ningún otro tipo de productos ilegales.

El conteo final permitió determinar que se trataba de 9.490 paquetes que contenían 189.800 cigarrillos, cuyo valor en el mercado nacional podría ascender a 11.388.000 colones, todo lo cual fue puesto a la orden de la Policía de Control Fiscal.

Como presuntos responsables de trasladar estos cigarrillos fueron aprehendidos dos nicaragüenses residentes en territorio costarricense, los cuales se apellidan Hernández y Borge, quienes fueron denunciados ante la Fiscalía de Los Chiles.

Al igual que en otros casos, la mercadería había ingresado ilegalmente desde Panamá, por lo que de igual forma iba a ser trasladada hasta Nicaragua.

Las autoridades judiciales ordenaron devolver los cuatro caballos a un finquero costarricense de la zona, cuya marca llevaban los equinos, por lo cual dicho sujeto deberá dar cuentas acerca de su relación con los presuntos contrabandistas que tenían en su poder los citados cuadrúpedos.

El pasado domingo, también en Los Chiles, fue interceptado un ciudadano costarricense de apellido Ugalde, el cual llevaba a bordo de su vehículo 1.000 cigarrillos también traídos ilegalmente en el país y que, posiblemente, iban a ser comercializados ilegalmente en ese cantón del norte del país.