De acuerdo a una investigación de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Costa Rica, en el país existe 64 variedades de hojas, flores y tallos comestibles de alto valor nutritivo, con los en algunas comunidades se preparán exquisitos platillos.

El problema está en que la mayoría de estos se han dejado de consumir o se desconoce su propiedades nutricionales.

Flor del árbol de poró para hacer picadillos

La investigación «Hojas, flores y tallos comestibles no tradicionales en Costa Rica» fue hecha por Francisco Sánchez Montero y Jenny Barrantes Corrales en 2008. Fueron estudiadas en 14 comunidades del valle central, litorales y fronteras de Costa Rica

En total se identificaron 64 productos comestibles no tradicionales, de los cuales 56% (28) correspondió a hojas y 28% (18) a flores y tallos, respectivamente. El promedio de hojas identificadas por comunidad fue de 7 y de 5 para tallos y flores, cada uno. La identificación fue alta en comunidades del valle central y baja, en las zonas fronterizas y litorales.

Ensalada de palmito.

FLORES
-dulces/mieles
-picadillos
-ensaladas
-pasteles
-cremas
-frescos
-chichas
-asadas
-guisos
-tortas

Picadillo
-guiso de cuchillitos de poró con huevo
-ajiaco de flores de ayote con espinacas
-picadillo de siplina con carne molida
-tortas de huevo con flores de ayote
-dulce de flores de gallinita
-crema de chira de plátano
-pastel de flor de itabo
-ensalada de pacaya
-fresco de amapolas
-gallos de gallinita
-chicha de piñuela
-miel de itabo
-chira asada

HOJAS
-albóndigas
-ensaladas
-picadillos
-envueltas
-sofritas
-arroces
-ajiacos
-sopas

Picadillo
-gallos de zorrillo en varilla fritos
-guiso de hojas de rábano
-arroz con hojas de yuca
-ensalada de verdolaga
-sopa de hojas de nabo
-ayaco de chicasquil

TALLOS
-picadillos
-ensaladas
-ceviches
-tortas
-sopas

Picadillo
-ceviche de palmito de pejibaye
-ensalada de tallo de piñuela
-sopa de quelites de chayote
-arroz con quelites
-tortas de quelites
-súrtuba asada

Hojas de chicasquil

Las técnicas utilizadas para preparar los alimentos no tradicionales oscilan desde el lavado minucioso para despojar a los productos de insectos y suciedad o raspado para eliminar elementos irritantes, hasta otras preparaciones preliminares propias de la receta como picar, pelar, o simplemente desbaratar el producto
con la mano.

En estos casos se evita sancochar, por ejemplo las hojas, y perder nutrientes solubles en agua, situación contraria a la que ocurre cuando el alimento, una vez cocinado con agua y sal, como la chira de plátano, se lava tantas
veces como se quiera para eliminar su sabor amargo, provocando la pérdida de vitaminas hidrosolubles (Barrantes y Herrera, 2001:62).

Flor de madero negro o gallinitas para picadillos

Se concluye que las hojas de chicasquil son las que reúnen las cualidades nutricionales y culinarias buscadas y por lo tanto son el alimento sobresaliente de este grupo; así como lo son las flores de itabo y de pacaya para su
grupo y el de quelites de ayote y chayote para el conglomerado de tallos. Los alimentos que no alcanzaron notabilidad en su aspecto nutricional ni culinario fueron la flor de la piñuela y los quelites de yuca.

Picadillo de flor de itabo.