• Sospechosos estaban descargando tres camiones en bodega clandestina.

• Productos fueron traídos presuntamente de Nicaragua sin permisos sanitarios y sin el debido pago de impuestos.

• Autoridades evitaron daños económicos al comercio local que sí opera legalmente y paga tributos.

Como parte de la lucha que libran las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública, a fin de combatir el trasiego de mercaderías ilegales por las fronteras terrestres, la Fuerza Pública interceptó un cargamento de gran cantidad de productos contrabandeados desde Nicaragua, valorado en aproximadamente 70 millones de colones.

El cumplimiento se registró la noche del pasado sábado la localidad de Santa Lucía, distrito de San José, cantón de Upala, cerca de la línea limítrofe con Nicaragua, donde la Fuerza Pública intervino tres camiones, los cuales estaban siendo descargados por varios hombres.

Al revisar lo que transportaban, los policías observaron productos alimenticios, así como de higiene personal y medicamentos, todo lo cual dichos sujetos estaban almacenando dentro de una bodega.

Tras solicitarles la documentación que demostrara el ingreso de manera legal al país de estos productos, así como el debido pago de tributos y permisos sanitarios, dichas personas dijeron no portar tales documentos, por lo cual, debido a la presunción de un eventual contrabando, de inmediato la Fuerza Pública coordinó acciones con la Policía de Control Fiscal.

Entre lo decomisado se encuentran 24.892 unidades de paquetes de sopas, 25.440 sazonadores, 1.068 desodorantes, 29.650 medicamentos en tabletas, 16.970 pastas dentales, 630 jarabes y 1.320 colonias para niño, todo lo cual quedó a la orden de la Policía de Control Fiscal, cuyos oficiales se encargaron de las diligencias judiciales correspondientes.Se estima que dichos productos podrían tener un valor de aproximadamente 70 millones de colones en el mercado nacional, con el consiguiente daño al fisco, así como a los comerciantes nacionales que sí operan apegados a la ley.