Una monja de origen nicaragüense fue detenida por oficiales de el Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) en el aeropuerto internacional Juan Santamaría con 9.500 dólares en efectivo.

Los oficiales de Vigilancia Aerea indicarón que la religiosa llevaba el dinero envuelto en papel y en forro de una computadora.

La mujer tenía como destino Colombia cuando fue detenida y puesta a la orden de las autoridades por presunta legitimación de capitales.