• Proyecto fue aprobado en segundo debate en la Comisión Plena II el 17 de noviembre anterior.
  • “Hoy honramos a este Colegio y a sus gestores, dando un reconocimiento por la gran huella que deja y que perdura en la vida de muchos sancarleños que han forjado su destino en este centro educativo”, señaló la diputada proponente del benemeritazgo, María José Corrales.  

Asamblea Legislativa, 30 de marzo, 2022. La propuesta del padre Eladio Sancho, benemérito de la Patria, para crear en San Carlos una institución educativa técnica y humanística fue la que dio vida al reconocido Colegio Agropecuario.

Hoy, esta institución tuvo la develación de su fotografía como institución benemérita de la educación costarricense, en un acto que se llevo a cabo en el Salón de Expresidentes y Expresidenta, de la Asamblea Legislativa.

La diputada María José Corrales, del Partido Liberación Nacional fue quien presentó e impulsó este proyecto de ley bajo el expediente 22.349 y que fue aprobado en segundo debate en la Comisión con Potestad legislativa Plena II, el 17 de noviembre anterior.

“Siento orgullo por lo que representa para todos los sancarleños el Colegio Agropecuario, o el “Agro” como cariñosamente le decimos. Esta institución ha sido una aliada fundamental en el proceso de enseñanza y formación de varias generaciones de estudiantes de toda la región Huetar Norte y este, es un reconocimiento a ese aporte integral que ha hecho a lo largo de las últimas décadas”, manifestó la diputada María José Corrales.

Diputada María José Corrales, impulsora del proyecto muestra el título de Colegio Benemérita de la Educación

Un legado de enseñanza

Los antecedentes del Colegio Agropecuario se remontan a mediados del siglo XX.

En 1958, el sacerdote Eladio Sancho propuso la idea de una enseñanza técnica agropecuaria que formara a los jóvenes del cantón de San Carlos, que no podían ir a estudiar a la Universidad de Costa Rica.

A falta de un programa curricular para un colegio agropecuario, el padre Sancho le propuso a las autoridades del Ministerio de Educación Pública (MEP) que se instalara la estructura de asignaturas básicas y que hubiese libertad para adecuar a la zona a la enseñanza técnica agropecuaria.

Entonces, se establecieron las bases para que el futuro Colegio Agropecuario de San Carlos tuviese un enfoque formativo en lo ético, humanístico, académico, técnico, espiritual, ambiental y cultural.

Entre los hitos que enmarcan la historia de este centro de enseñanza destaca que por medio de la ley 4.008 del 21 de noviembre de 1967, se autorizó al Gobierno a hacer una emisión de bonos de ₵1,5 millones para que los terrenos del Colegio pasaran a manos de la Conferencia Episcopal.

Además, la ley 9.676 Reforma el Artículo 1 de la Ley N. 7372, Ley para el Financiamiento y Desarrollo de la Educación Técnica Profesional, de 22 de Noviembre de 1993, le otorgó recursos provenientes del superávit del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para ampliación y reparación de instalaciones en proyectos de crianza y desarrollo de animales de granja.

Como hecho relevante, el colegio obtuvo el primer lugar en promoción en bachillerato del 2018 en todos los colegios técnicos y reconocido entre los cuatro mejores del país.

“Hoy honramos a este Colegio y a sus gestores, dando un reconocimiento por la gran huella que deja y que perdura en la vida de muchos sancarleños que han forjado su destino en este centro educativo. Varias generaciones llenan los anuarios del Colegio Agropecuario, estudiantes que han pasado por sus aulas, que han tenido la oportunidad de forjar su futuro sobre la base del conocimiento, de la puesta en práctica del aprendizaje y de la sana interacción con sus docentes, cuerpo administrativo y compañeros y compañeras”, indicó la diputada Corrales.