• Tres cuarterias fueron intervenidas 
  • Personas indocumentadas, detenidos por extracción de oro y herramientas decomisadas son parte de los resultados 

Los operativos en Crucitas, ubicada en Cutris de San Carlos, son permanentes en esa zona para combatir la minería ilegal que lamentablemente ha creado un daño importante en el ecosistema del lugar. 

Debido a ello, se planeó un dispositivo especial denominado Lapa 5, en el cual participaron diversos cuerpos policiales, entre ellos, la Policía de Fronteras, la Fuerza Pública, la Policía Profesional de Migración y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ). 

Labores de inteligencia en el sitio, permitieron ubicar tres inmuebles donde aparentemente algunas personas hospedan a sujetos que en apariencia se dedican a extraer oro de las minas de Crucitas. 

Por eso, en conjunto con la Municipalidad de San Carlos y el Ministerio de Salud se visitaron estas casas para verificar la situación. 

Como resultado del dispositivo policial, se ubicaron a 15 nicaragüenses que estaban dentro de varios aposentos de estos tres inmuebles en una condición migratoria irregular, entre ellas, una menor de edad, todos quedaron a la orden de Policía Profesional de Migración. 

El OIJ investigó a otras personas en el sitio, quienes determinaron que al menos cinco de ellas, poseen expediente por ejercer la minería ilegal. 

El Ministerio de Salud, realizó un informe con presuntas irregularidades en las condiciones sanitarias de estos lugares, mientras que la Municipalidad de San Carlos clausuró estas cuarterías debido a que no tienen patentes ni permisos para la operar como hotel. 

Además, en el sector conocido como “El Pantano”, la Policía detuvo a dos hombres como presuntos responsables de extraer oro, por lo que fueron presentados a la Fiscalía por el delito de minería ilegal. 

Los distintos cuerpos policiales ubicaron también, varias herramientas que generalmente se utilizan para desarrollar la ilícita actividad. 

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, expresó que “seguiremos trabajando en esta línea, seguiremos manteniendo el recurso policial para tratar de evitar que esta actividad crezca, esta zona es muy complicada, muy agreste, pero lo resultados han sido muy positivos”. 

Los trabajos en Crucitas continuarán por parte de la Policía de Fronteras, para mantener control sobre los coligalleros y, prevenir otros delitos que se puedan presentar en la zona. HBP/ PMS