• Adición de nuevo inciso a la Ley de CONAPE facilitará financiamiento a cursos cortos generando mayores oportunidades para la inserción laboral.
  • Se trata de cursos como idiomas, pruebas internacionales, certificación de habilidades nacionales o internacionales, entre otros.
  • Además, Conape podrá realizar convenios con las empresas, organizaciones o centros educativos, tanto públicos como privados, para ofrecer financiamiento a los empleados y estudiantes en los cursos.

Este lunes, el presidente de la República, Carlos Alvarado, y el ministro de Educación Pública, Steven González, firmaron la nueva ley de “Fortalecimiento de las Capacidades para Mejorar la Empleabilidad de Jóvenes” habilita a la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape) a financiar, a bajas tasas de interés, cursos cortos con alta demanda laboral.

Se trata de nuevos modelos de capacitación, que involucran cursos de idiomas, presentación de pruebas internacionales, obtención de certificaciones de habilidades, capacidades o conocimientos, nacionales y/o internacionales, tanto dentro como fuera del país, en modalidad presencial, virtual o hibrida, y de formación, que se encuentren, preferiblemente, en las áreas de mayor demanda del mercado laboral. Esos serán los  cursos que se financiarán con la adición del nuevo inciso a la Ley 6041.  

Asimismo, esta nueva ley permitirá que Conape realice convenios con empresas, organizaciones y centros educativos tanto del sector público como el privado, para que sus empleados o estudiantes puedan obtener financiamiento para cursos que coincidan con los propósitos y objetivos de la Comisión.

Según el ministro de Educación, la modificación a la ley abrirá nuevas oportunidades de capacitación a personas jóvenes, ya que podrán acceder a cursos de poca duración de relativamente bajo costo “que son muy necesarios en la actualidad en el mercado laboral y que antes la ley no le permitía financiarlo”.  

En la firma acompañaron los diputados Víctor Morales del Partido Acción Ciudadana, y Xiomara Rodríguez y Carlos Avendaño, de Restauración Nacional.

Para la diputada Xiomara Rodríguez, lo que la ley pretende es generar estímulos para que los jóvenes puedan trabajar. “Muchos de ellos no lo hacen porque no tienen los recursos económicos suficientes; salen de un colegio y no tienen el recurso en la familia para poder ingresar a una universidad pública o privada y están desempleados”.