Esperamos que esta, la décima administración, sí nos cumpla


·Asociación Pro Carretera Florencia-Naranjo pide reunión urgente con presidente electo, Rodrigo Chaves.
·Representación civil exige respeto a la Zona Norte y cumplimiento del cronograma de trabajo y fechas.
·9 administraciones pasaron desde la conformación de esta organización y ninguna tuvo voluntad de
terminar la obra.


Desde 1986 pasaron nueve administraciones, nueve presidentes de la República y ninguno pudo ni quiso terminar el sueño de todos los vecinos de la Zona Norte. Por eso, desde ya, como vecinos de esta región, apelamos a la voluntad del nuevo presidente electo, Rodrigo Chaves, para que sea él quien inaugure la carretera

La Abundancia- Naranjo. Desde el 24 de agosto de 2018 el proyecto está paralizado. La administración Alvarado Quesada cesó el contrato con la empresa constructora Sánchez Carvajal y desde entonces no hay avances en la construcción.


Por si fuera poco, si quiera hay trabajos de mantenimiento que denotan en el deterioro de varios tramos de la
ruta.

A la espera de voluntad política demandamos compromiso y ejecución para este proyecto que nosotros,
vemos como un proyecto país pero que 9 gobiernos atrás no. Y justificamos la importancia de esta obra no
solo en un sueño de vecinos de esta tierra norte si no también en la necesidad de desarrollo de la zona más
productiva del país.


De la Región Huetar Norte sale la mitad de la carne que consume Costa Rica. Sale el 80% de la piña que
exporta el país y el 82% de raíces y tubérculos de exportación. La región norte consolida la exportación de
software y creó un clúster de tecnología como atracción de inversión. Por si fuera poco, la región produce el
70% de la leche de consumo nacional y es uno de los polos turísticos más importantes del país.


Hay esfuerzos de instituciones como Coopelesca en mejorar condiciones eléctricas y consumo energético
como forma de atraer inversión a esta zona norte pero, las condiciones de acceso limitan muchas de esas
inversiones. ¿Quién quiere invertir en una zona a la que se tarda hasta 3 horas y 30 minutos en llegar desde el
GAM?


Por todo esto y mucho más es que aún no entendemos cómo seguimos dependiendo de una camino obsoleto
e ineficiente para poder conectarnos con el GAM. No entendemos por qué este proyecto no fue importante
para tantas administraciones.


Nos duele que el presidente Carlos Alvarado Quesada fue un presidente ausente para nosotros. Un
representante que en cuatro años de gestión visitó el proyecto dos veces y siempre delegó a terceras
personas, este tema.


Ahora, pedimos un presidente líder, que conozca esta obra, que conozca los detalles, que quiera involucrarse.
Que quiera comprometerse con la región y responder.


Lo único que pedimos al nuevo gobierno es respeto, respeto al cronograma de trabajo y que no haya más
excusas. La obra tiene soluciones en los 3 puntos críticos: Puente Laguna, Kilómetro 21 y Humedal La Culebra.
La obra tiene recursos disponibles, está la plata. Solo falta voluntad.


Pedimos una reunión urgente e inmediata con la nueva administración para ser parte de esa transición y
nosotros, representación civil, poder explicar las implicaciones y alcances de este proyecto.