Personas que buscan vender llenaron de anuncios las piedras del Río los Negritos de Aguas Zarcas, y afearon el paisaje natural del río, lugar de visita de decenas de personas todos los días como centro de esparcimiento y recreación. muy cerca del centro del distrito.

La exuberancia del río con sus aguas todavía un poco limpias se ven opacadas con estos anuncios.

Si bien se comprende al necesidad de generar ingresos económicos ante la difícil situación actual, no es justificable dañar o afear el paisaje natural de todos, el cual debemos cuidar.