Por Henry Esquivel Monge, escritor sancarleño

Cuenta la gente más vieja de la zona que en la laguna hule de Río Cuarto habitó una gran criatura, muchos dicen que era un tipo de cocodrilo inmenso y otros que un tipo de dinosaurio gigante, contaba don Remigio que su padre siempre le contaba la misma historia, que cuando eso eran montañas ya la laguna existía y que era un viejo cráter del volcán el Congo que se llenó de agua.

Y que desde entonces la laguna cada cierto tiempo tiene los llamados revolcones, que no son otra cosa más que cada cierto tiempo, el cráter suelta gases y del fondo salen muchas burbujas que revuelcan el agua y en el proceso mueren muchos peces, decía que esa laguna estaba conectada con la de rio cuarto.

Contaba que esa vez él fue a pescar y estaba en una orilla cuando vio aquel animal, al principio el vio algo así como un lagarto bien grande, un cuerpo escamoso muy parecida a la de dicho animal.

Pero sus extremidades eran como aletas gruesas y un cuellos largo y redondeado, sacaba su cabeza del agua, ovalada y con unas mandíbulas con grandes dientes, su color era gris y nadaba a una gran velocidad.

Al ver que se le acercaba, se apodero de él, el temor y sintió que algo de su interior le pedía salir corriendo, pero sus pies no se movieron, se quedó unos minutos más observando aquel magnifico ejemplar igual a ninguno que él hubiera conocido.

Cuando estaba por llegar a la orilla sin pensarlo dejó todo botado y salió corriendo lo más a prisa que podía cada paso que daba tenía la sensación de que aquel animal lo alcanzaba y más corría.

Ese día se llevó el susto de su vida, pero también una historia que recordaría toda su vida, no sabe bien que fue lo que vio ese día, otras personas dicen también haber escuchado historias de avistamientos del animal. Sin embargo, nadie sabe qué pasó con él, sin embargo, dice la leyenda que cuando la niebla toca el agua y el paisaje se torna brumoso, algunos han podido verle a lo lejos entre la niebla.

No sé si será cierta, o será mentira, pero lo que si les puedo decir es que es un sitio maravilloso y si tiene o no un gigante animal no sé, al roto y es de los mismos del Lago Ness.

Talvez usted escuchara otras historias u otra versión, si es así le invito a dejarnos su comentario para seguir compartiendo entre todos.