La pronta respuesta brindada por la Policía de Fronteras, así como por la Cruz Roja, evitó que un campesino muriera a raíz de la mordedura de una serpiente venenosa.

El incidente ocurrió el pasado viernes en la localidad de Crucitas de Cutris, San Carlos, por lo que apenas recibió la alerta, de inmediato la Policía de Fronteras desplazó una patrulla hasta el lugar del suceso.

Tras brindarle los primeros auxilios al paciente, quien fue identificado como Luciano López, de 48 años de edad, los oficiales fronterizos lo trasladaron con rumbo a Santa Rosa de Pocosol.

De igual forma los oficiales coordinaron con la Cruz Roja, la cual envió una ambulancia que en el camino hizo transbordo del herido y lo llevó hasta la clínica de la citada comunidad.

Según lo relatado por el paciente, la serpiente que lo mordió es una terciopelo.