Los ex mandatario de Costa Rica son: Laura Chinchilla, Oscar Arias, Luis Guillermo Solís, Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez, los demás son de Latinoamérica y José María Aznar de España.

Los ex mandatarios le piden al Sumo Pontífice que no siga guardando silencio por las detenciones de sacerdotes, asedios policiales a iglesias y encierro arbitrario de Monseñor Rolando Álvarez y otros sacerdotes

Los ex mandatarios firmaron un comunicado en donde le exigen al Papa Francisco que se pronuncie ante la persecución y ataques que vive la Iglesia Católica en Nicaragua por parte del régimen de Daniel Ortega.

En el comunicado, los ex jefes de Estado manifiestan su preocupación por la grave situación que vive la Iglesia Católica y sus líderes en Nicaragua por lo que exhortan al Sumo Pontífice Católico que “vea” a los guías espirituales del país centroamericano.

Los ex presidentes piden que no siga guardando silencio por las detenciones de sacerdotes, asedios policiales a iglesias, encierro arbitrario de Monseñor Rolando Álvarez, quien cumplió dos semanas bajo secuestro junto a otros sacerdotes y diáconos.

“Con preocupación agravada observamos lo que acontece en Nicaragua bajo la primitiva dictadura de los Ortega-Murillo, que luego de perseguir y criminalizar a los liderazgos políticos y sociales, como de cercenar de modo radical toda la libertad de expresión y de prensa, ahora avanza hacia la persecución de los líderes episcopales católicos, los sacerdotes y las religiosas, incluso expulsándolos – como en el caso de las emblemáticas Misioneras de la Caridad – del territorio nacional”, indican los ex presidentes.

La carta enviada al Vaticano por los ex mandatarios también hace el llamado a la opinión pública de la región a “mantener la mirada en Nicaragua”, en aras de contribuir a la paz del país y que cese la persecución de la Iglesia Católica en Nicaragua.

Varios actores sociales, entre ellos la defensora de derechos humanos Bianca Jagger, se han sumado al llamado que hacen al Papa Francisco a tomar acción a favor de su Iglesia.