La organización “Mano Amiga” de los Chiles de Alajuela tiende la mano a decenas de migrantes de distintas nacionalidades que llegan diariamente a este cantón fronterizo con la esperanza de poder cruzar la frontera y llegar al suelo norteamericano.

Desde hace algunos años dicha organización reparte alimento a los migrantes que llegan hambrientos y cansados al centro de los Chiles con el fin de recuperar fuerzas para retomar el camino.

Dicha organización consigue alimentos y los prepara para recibir al migrante por lo menos con un plato de comida .

Por aquí diariamente pasan decenas de migrantes como venezolanos, haitianos, cubanos y de algunos países de Africa que emprenden la dura travesía desde sudamericana hasta cruzar la frontera con Estados Unidos en México.

Mano Amiga se ha convertido en un alivio para los migrantes que llegan a esta zona, la mayoría de veces sin dinero y con mucha hambre.

Reparten alimentos los lunes , Miércoles y Viernes a partir de las 7:30pm en paradas de buses o aceras donde se quedan los migrantes.

Ayer viernes la organización repartió comida a más e 80 migrantes en la parada de los Chiles, un alivio para estos caminantes que como todos, buscan un mejor porvenir para sus familias en norteamericana.