 Priorización recae en hogares con presencia de adultos mayores, en situación
de discapacidad, menores de edad, jefatura femenina y aquellos que no han
recibido ayudas estatales.
El Gobierno dará un beneficio temporal para los hogares más afectados por la
inflación y por el aumento en el costo de la vida. Esto luego de la firma de un
decreto ejecutivo suscrito por el presidente de la República, Rodrigo Chaves
Robles, la ministra de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidenta
ejecutiva del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Yorleny León Marchena, la
ministra de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Marta Esquivel Rodríguez y el
ministro de Hacienda, Nogui Acosta Jaén.


El Beneficio por Inflación responde a situaciones internacionales como el
aumento en el precio de los combustibles, las materias primas, bienes de
consumo y el incremento de la canasta básica.


“Este Gobierno mantiene el compromiso y nos preocupa profundamente la
población más vulnerable, por eso estamos tomando acciones urgentes para
defender el valor de su ingreso y puedan soportar mejor el aumento los precios
para llevar la comida a sus mesas”, indicó el mandatario Chaves.


El beneficio será de ¢60.000 mensuales y se otorgará por un periodo de tres
meses. No obstante, si el IMAS lo considera pertinente y, después de un análisis,
se podría ampliar dos meses más.


“Tenemos la tarea de proteger a los hogares en condición de pobreza extrema y
pobreza en este momento histórico que vivimos, priorizando en aquellos con
presencia de personas adultas mayores, personas en situación de discapacidad,
presencia de menores de edad, jefatura femenina y aquellos que nunca han
recibido ayudas estatales, con la solidaridad que nos demanda la historia”, afirmó
la Ministra León.


Las familias que se verán beneficiadas se escogerán con el Sistema Nacional de
Información y Registro Único de Beneficiarios del Estado (SINIRUBE), el cual se
conforma de los datos aportados por diferentes instituciones públicas.