Don Eladio Herrera Zúñiga, de 60 años, es un luchador que ha sabido hacerle frente a la vida. Su más reciente batalla fue cuando a principios de este año le dijeron que debían operarle dos tumores a causa de un agresivo cáncer de piel.

Es así como especialistas del hospital San Juan de Dios realizaron una compleja cirugía a este vecino de Puriscal quien tenía la pared torácica comprometida a causa de esta enfermedad y que, de no contar con esta operación, las probabilidades de sobrevivir hubieran sido mínimas ya que el cáncer se habría extendido a otras partes del cuerpo..

El procedimiento, que tomó alrededor de cinco horas, consistió en la colocación de dos prótesis de titanio, creadas específicamente para ser utilizadas en la zona del esternón, y cuatro adaptadores que se ajustaban a las costillas.

Para la doctora María Eugenia Villalta Bonilla, directora general del San Juan de Dios, es un orgullo contar con especialistas de tan alto nivel puestos a la salud de la ciudadanía. “Afortunadamente, y gracias a los avances tecnológicos, el San Juan de Dios está en la capacidad de realizar cirugías de primer mundo para brindarle al paciente la posibilidad de retomar su vida con la mayor funcionalidad posible. Este procedimiento le permitirá tener calidad de vida” añadió la directora general.

De acuerdo con la doctora Karla Castro Arias, cirujana oncóloga y quien estuvo a cargo del proceso quirúrgico, al paciente se le había diagnosticado cáncer epidermoide en la zona del pecho, es decir cáncer de piel, debido a largas y prolongadas exposiciones al sol, y sin medidas de protección, por la naturaleza de su trabajo.

“Cuando llega a la consulta presentaba, además, una lesión en la axila derecha eso significa que el cáncer había hecho metástasis. Lo intervenimos en una primera cirugía a principios de julio para tratar esta lesión y ahí es cuando nos damos cuenta de que el esternón ya estaba comprometido. Esta intervención se realiza dado que los estudios preliminares que se le realizaron al paciente no demostraban tal invasión”, afirmó la especialista.

En el procedimiento, liderado por el equipo de cirugía oncológica del San Juan de Dios, participaron profesionales de diversas disciplinas entre ellos cirujanos de tórax, intensivistas, anestesiólogos, especialistas en cirugía plástica reconstructiva, entre otros.

Se trató de una operación muy complicada ya que ameritaba remover parte del esternón del paciente, así como de sus costillas, para colocar dichas prótesis hechas a base de titanio, las cuales fueron traídas directamente desde Alemania (sitio donde las fabrican), y poder así darle estabilidad y protección al corazón. Además, el material de estas prótesis facilita una mejor adaptación al cuerpo evitando respuestas inflamatorias severas contra dichos dispositivos.

Con anterioridad, a los pacientes que requerían de este tipo de operación, se les colocaba una malla con la limitante de que a nivel funcional la pared torácica no tenía la misma funcionalidad disminuyendo drásticamente su calidad de vida.

Según los especialistas es la primera vez que se realiza este procedimiento en el San Juan de Dios. Otro de los cirujanos a cargo, el doctor Ricardo Alfaro Pacheco, explicó que cuando se trata de reconstrucciones tan complejas, como era el caso de este paciente, los procedimientos que se realizaban con anterioridad no contaban con las herramientas idóneas por lo que podía llevar a causar deformidades estéticas con tal de salvar la vida de los pacientes.

El cuerpo médico se mostró muy satisfecho con los resultados obtenidos y la óptima recuperación que ha mostrado el paciente. Señalan, además, que una vez concluido el tratamiento de radioterapia al que se debe someter, está en la capacidad de llevar una vida perfectamente normal y con la capacidad de retomar sus actividades diarias.

Las prótesis utilizadas para esta cirugía se caracterizan por ser de las más novedosas que existen actualmente en el mercado europeo y latinoamericano. Este tipo de procedimientos especializados, que se caracterizan por su alta complejidad técnica, significan un gran logro no solo para el hospital, sino también para el país, dado los pocos casos que se han documentado en Centroamérica.

Con una fe intacta y manteniéndose siempre positivo Don Eladio se muestra agradecido con esta nueva oportunidad. “Es importante que la gente conozca el gran esfuerzo que hace la Caja Costarricense de Seguro Social y que gracias a esta cirugía que tanto necesitaba voy a poder seguir con mi vida normal, eso me hace sentir muy contento” afirmó Herrera Zúñiga.