Ataque de felino a trabajadora de ZooAve es el primer registrado en país de una animal de esta especie en cautiverio.

Malas condiciones de la jaula, y carencia de medidas de seguridad, serían las causas de ataque de la jaguar hembra a trabajadora del área de veterinaria del centro..

El ataque ayer en la tarde de un jaguar a una una trabajadora del centro de Rescate ZooAve, ubicado Garita de Alajuela, lo perpetuó la hembra jaguar decomisada hace un mes en Casa Lapas de Río Cuarto. Aquí el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) junto con la policía decomisó dicha hembra y mucho jaguar que tenían los sueños desde hace más de veinte años.

Dichos jaguares habrían sido trasladados por el MINAE a ZooAve, donde al parecer permanecían en una jaula sin las medidas de seguridad requeridas, de ahí, el ataque que sufrió ayer en la tarde una trabajadora del centro, provocándole heridas en la cabeza y brazos, por lo cual, fue trasladada al Hospital de Alajuela.

Primer ataque de un jaguar en cautiverio en el país.

El ataque de esta hembra jaguar a esta mujer se habría dado por carencia de experiencia del centro para a atención de animales de especies grandes, asimismo, el lugar donde estaba, al parecer no contaba con las condiciones para mantener estos animales, ni las medidas de seguridad requeridas.

Según responsables de centros donde se manejan estos felinos, el caso de este ataque sería el primero registrado en el país, en un centro de rescate.

Cuando fueron decomisados en en agosto pasado Casa de Lapas emitió un comunicado donde dijo que siempre han tenido permiso del Minae para tener animales en cautiverio, pero en la última renovación de los permisos solicitaron algunas mejoras, entre ellas una jaula más grande para los jaguares, misma mejora que se realizó.

«Cabe comentar que un jaguar vive entre 15 y 16 años y Gaspar vivió 30 años y Pinina tiene 21 años, esto ocurre por el buen cuido y chineo que se les ha brindado, además es muy importante recalcar que una creció en cautiverio porque le mataron la mamá siendo aún muy joven y la otra nació en cautiverio por lo que no es posible devolverlas a su habitad natural, pero si podemos darles una gran calidad de vida como siempre nos hemos esmerado por hacerlo, nuevamente indico hemos contado con permisos, veterinario, biólogo y todos los cuidados necesarios para darles la mejor vida posible.

Todo lo ocurrido nos tiene en duelo porque son animales a los que les tenemos muchísimo cariño y ya que no pueden ser liberadas por las razones antes mencionadas creemos que el mejor lugar para que estén es con nosotros y no en otro lugar con una jaula que no cumpla lo que ellas necesitan» detalló Casa de Lapas.