Auditoría interna hecha en Municipalidad San Carlos entre 2016-2020 encuentra caminos asfaltados que no era prioritarios, pésimo control de calidad de vías y de pago a empresas constructoras.

Lo que era un secreto a voces, en la administración del ex alcalde Alfredo Córdoba, se comprueba luego del pago de una auditoría externa donde se concluyó en una muestra de 22 caminos que se asfaltaron con ausencia de planificación: eran caminos de poco tránsito, asfaltos hechos donde no hay centros de salud, escuelas o que mueren en portones privados o de inmobiliarias. Asfalto hecho en calles sin salida, en calles que llevan lotes para urbanizar y en vías que no van a ninguna parte.

Y como si esto fuera poco, la auditoria determinó escaso o ningún control en la calidad de material depositado en estas vías. Cero supervisión, sin planes de control de calidad y sin verificación, sin bitácora y pagos hechos a las empresas constructoras conforme a lo estas informaban.

Estos y otros hallazgos se encontraron en una auditoria de control interno mandada hacer por los actuales regidores, y dada a conocer el pasado viernes 25 de noviembre en sesión municipal por el licenciado Ricardo Arias Camacho, encargado del estudio que comprendió y que comprendió el período 2016-2020. En estos años el municipio sancarleño invirtió en asfaltado 34 mil millones de colones.

De acuerdo con Arias Camacho, en la ejecución de estas obras hubo ausencia de planificación por parte del municipio sancarleño. Las obras ejecutadas no corresponden a un plan estratégico de planificación anual, sin verificación de la calidad de los trabajos ejecutados, con ausencia de verificación por parte del municipio.

Para realizar dicha auditoria de control interno, se seleccionó una muestra de 22 caminos asfaltados y se realizó un estudio del las obras ejecutadas, por medio del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (LANAMME), que verificó en el campo 11 caminos construidos y que presentaban deficiencias en la calidad de material utilizado para su construcción. Algunas obras con mayor material del solicitado con carencia de bases o sub-bases. Otros hechos con material arenoso de ríos que no era ideal para caminos.

La auditoria, externa también encontró que los caminos utilizados como muestra presentaban serias deficiencias como carencia de cunetas, aceras, puentes sin barandas, sin pasos peatonales, alcantarillas taqueadas, sin señalización vertical y horizontal, entre otros.