La Ministra de Salud Joselyn Chacón se sacude por las acusaciones hechas por el Trol Alberto Vargas.

Esto fue lo dijo:


“Yo he sido enfática respecto al caso del joven Alberto Vargas que como mi conciencia y actuar están como debe ser, sé resolverá de manera penal.

Lo que me sorprende es don Ignacio Santos llevando a una persona que ha estafado a tantas personas y haciendo público mi número telefónico personal en una entrevista absurda con chismes de pasillo sin pruebas de nada. Solo dejare esto por acá ya que repito esto es algo ya judicial.

1-) Jamás pague para atacar periodistas, acepto que como se lo dije a la directora de crhoy y a todo CR el joven Jason Ureña tenía una persecución ilimitada contra mi persona y solicite que eso se hiciera público y si algo me pasaba él era quien en ese momento no me dejaba tranquila ni un minuto.

2-) El famoso Alberto se hizo pasar como médico conmigo, que perdió su familia en un accidente y tenía muchas necesidades y muchas hijas.

3-) Yo le dije que no me gustaba la política sucia y el me dijo que aprendiera y muchas cosas que se adjuntan.

4-) Me dijo que trabaja para muchos políticos y tiene varias paginas.

6-) Richard Gutiérrez solo realizó pagos y coordinación con el comunicador para la campaña de salud que se iba a realizar.

7-) Alberto Vargas nunca le respondió al comunicador para hacer la campaña con los periodistas famosos que el indico eran sus íntimos amigos.

8-)Claramente se dejó el dinero de la gran campaña que prometió colaborar, pero era mi dinero no de nadie más y lo que sí sucedió fue que no se le dio más .

9-) Su mayor enojo fue que yo no quisiera atacar y apoyara ideas de otros partidos en algunas ocasiones.

10-) Si denunciar a un estafador permitió que salieran personas desde USA que habían sido victimas de él para ayudar un hogar de niños en San Carlos y que esto no vuelva a ocurrir valió toda la pena del mundo.

Agradezco a los medios que se han comportado con ética y han esperado que yo de mi versión y pruebas a pesar de que será en vía legal, pero a los 3 medios que saben muy bien cuáles son, con el juego que han llevado con un estafador solo demuestran porque perdieron su credibilidad.
Sé que han sido meses luchando para terminar conmigo y ya demostraron cómo funciona la política y un pequeño grupo de la prensa pues se tienen que esforzar más, yo vivo en paz y los que se hunden en su propio barro son ustedes.

Para terminar vuelvo y repito, Don Ignacio usted puede ser un periodista con poder, pero ventilar mi número de teléfono que claramente ya se está cambiando en un programa con un estafador es violar la ley, en este momento estoy enfocada en algo mil veces más importante, pero gracias a Dios ya en este país nadie dejó de ser intocable. Saludos

Esto dice el trol Piero Calandrelli, Alberto Vargas sobre lo escrito por la Ministra de Salud Joselyn Chacón:

“Damas y caballeros, no voy a jugar de «víctima» ni de «pobrecito»; cometí un error al aceptar que me pagaran por crear contenido, he ofrecido disculpas a varios periodistas y a varios diputados con los que he conversado en los últimos 5 días y acá estoy poniendo el pecho a lo que venga.

Ahora bien, lo que NO SE VALE es que aparezca la «ministra» de Salud montando un show digno de una tragicomedia de bajo presupuesto asegurando que esos pagos fueron por una «campaña de vacunación» que debía montarle, que no le hice y que «me dejé la plata».
¡POR FAVOR!

¿Qué es la cosa?
¿Que la «ministra» cree que los costarricenses son jaibos?

¿Dónde está el acto administrativo que respalde esa contratación?
¿Hubo licitación?
¿Y el contrato?
¿Porqué en la descripción de la transferencia su asistente afirmaba que la plata era para «AYUDA_UNIVERSIDAD» y no para «CAMPAÑA DE SALUD»?

Esta novela nos tiene cansados a todos, para los del gobierno es mucho más sencillo apelar a la humildad y aceptar el error que andar buscándole excusas a lo injustificable.

Pilar Cisneros afirmando que no sabía de mí y que no me conocía, pero hay audios y hasta un video que demuestran lo contrario; después Joselyn, primero afirmó que no me había pagado, pero ahora admite que sí me pagó”

¡PENA AJENA!