Barrio Cristo Rey de Puerto Viejo, Sarapiquí.

•     Oficiales del GAO de la Fuerza Pública presenciaron presunta transacción entre detenido y supuestos clientes.

•     Autoridades judiciales encontraron dosis de posible cocaína y posible crack dentro de inmueble intervenido.

•     Presunta venta de drogas se ubica a 200 metros de la escuela de la comunidad

Al menos tres meses tras las rejas deberá pasar un sujeto que presuntamente vendía drogas en un inmueble que fue intervenido por autoridades judiciales, oficiales de la Fuerza Pública y personal del PANI la semana pasada y en donde vivían tres niños de entre dos meses y seis años de edad.

Se trata de un individuo de apellido Fernández, el cual al parecer vendía drogas en una casa situada en el barrio Cristo Rey, en Puerto Viejo de Sarapiquí, tal y como habrían logrado constatar varios oficiales del Grupo de Apoyo Operacional de la Fuerza Pública el pasado jueves 6 de enero.

Dichos oficiales acudieron a dicho lugar tras recibir una alerta, según la cual, en una casa en la que habitaban tres niños, y que se situaba a 200 metros de la escuela de la localidad, un hombre estaba vendiendo drogas.

De igual modo la Fuerza Pública fue advertida de que los niños que moraban en esa casa podrían correr algún riesgo, dada la posible actividad delictiva que se estaba efectuando dentro del inmueble.

Al llegar los oficiales, en efecto presenciaron lo que sería una transacción de drogas entre Fernández y dos sujetos a bordo de una motocicleta, uno de los cuales es de apellido Villalobos, a quien los miembros del GAO le decomisaron dos dosis de posible marihuana y dos dosis de posible cocaína.

Tras coordinar con la fiscalía local, la casa fue custodiada mientras llegaba personal de dicha fiscalía, el juzgado y el OIJ de Sarapiquí, además de personeros del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), quienes se encargaron de la custodia de los menores.

Es por ello que, tras efectuar un allanamiento de la casa y en la que fue necesario la intervención de la Unidad Canina de la Fuerza Pública, las autoridades judiciales encontraron lo que serían varias decenas de dosis de posible crack y posible cocaína. Es por ello que, tras ser detenido y luego de toda la evidencia que fue recaba en el lugar, contra Fernández el Juzgado Penal de Sarapiquí dictó tres meses de prisión preventiva.