·         Tanque con capacidad de 500 mil litros fue construido en acero vitrificado que permite más durabilidad, para el beneficio de unas 10 800 personas tanto directa como indirectamente. 

·         Proyecto fue desarrollado por el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), Asada San Rafael de Guatuso y el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), con recursos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

·         El tanque es parte de una serie de inversiones que suman 530 millones, de los cuales el Inder aportó 280 millones, la Asada de San Rafael 200 millones, y el proyecto de fortalecimiento de Asada PNUD-AyA otros 50 millones. 

San Rafael, Guatuso. A partir de este jueves 12 de enero y durante los próximos 20 años, los habitantes de San Rafael de Guatuso y comunidades aledañas, tienen asegurado el acceso al agua potable, gracias a la entrada de operación del nuevo tanque de almacenamiento, con una capacidad de 500 metros cúbicos inaugurado esta mañana.

Según Carlos Sequeira, Administrador de la Asociación Administradora del Sistema de Acueductos y Alcantarillados Comunales (ASADA) de San Rafael de Guatuso, esta era una de las necesidades más urgentes para la población, en vista del aumento de comunidades que deben atender actualmente.

“La ASADA de San Rafael de Guatuso asumió la administración de los acueductos de comunidades como El Silencio, La Poma-Lourdes y Los Ángeles. Por eso, era necesario tomar medidas urgentes de abastecimiento de agua en la zona. Fue así como se trabajó articuladamente entre la ASADA, Inder y el AyA, en una serie de inversiones que incluyeron a esos acueductos y que culminó con la construcción del tanque de agua. Hoy el desarrollo de nuestros habitantes da un paso muy importante”. Puntualizó Sequeira durante la entrega de la infraestructura. 

Las inversiones en este importante proyecto de infraestructura hídrica suman los ₡530 millones, de los cuales el Inder aportó ₡280 millones para la construcción del tanque. Adicionalmente, la ASADA aportó ₡200 millones en la construcción de tanques quiebragradientes, tuberías de conducción y de distribución. Finalmente, por medio del programa de fortalecimiento de ASADAS, impulsado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el AyA, se realizó una inversión de ₡50 millones adicionales que permitió financiar casi la totalidad de la tubería de distribución de la comunidad de El Silencio, así como otras obras adicionales. 

En la actividad de entrega de la infraestructura participaron los Presidentes Ejecutivos del Inder, Eduardo Robert y del AyA, Roberto Guzmán, así como la Alcaldesa de Guatuso, los representantes de la ASADA y las comunidades beneficiadas, así como de la Presidenta del Territorio Rural Guatuso-Upala-Los Chiles, Aura Rosa López.

“Garantizar el acceso a un servicio tan básico como el agua potable, hace la diferencia en la calidad de vida de las personas de comunidades rurales, pero para lograrlo, se requiere del aporte de los socios del desarrollo, ya que para un solo actor sería imposible realizar las inversiones que se requieren. La unión de intereses mayores, hizo posible obras del calibre que estamos entregando a las casi 11 mil personas beneficiadas.” puntualizó el Presidente Ejecutivo del Inder, Eduardo Robert Ureña.

“Para el AyA es muy importante trabajar articuladamente con otras instituciones para garantizar el agua potable en las comunidades, mejorar la salud de sus habitantes e incrementar el desarrollo socioeconómico. En esta Administración estamos visitando diversos sectores para conocer sus necesidades y bajo el nuevo modelo de gestión que implementamos, buscamos los caminos para solventar los problemas de abastecimiento hídrico”, comentó Roberto Guzmán Gutierrez, Presidente Ejecutivo de AyA.

El tanque fue construido utilizando el sistema de acero vitrificado, que es una fusión del vidrio con el metal. La flexibilidad y la fuerza del acero, mezclado con la resistencia a la corrosión del vidrio, hacen que el material sea uno de los mejores en cuanto a resistencia y durabilidad, de manera que no se desgasta con el paso del tiempo, no se quema e impide el desarrollo de bacterias o moho, entre otros.