Conozca el Búho Elfo el búho más pequeño del mundo, tiene el tamaño de colibrí

Foto por makalecafe.com

El Búbo Elfo también conocidos como búho de Whitney, y su nombre científico es Micrathene whitneyi, los búhos elfos -los más pequeños del mundo- son extremadamente pequeños. Los búhos elfos adultos alcanzan una longitud de sólo 5 pulgadas -el tamaño de un pájaro cantor- y su envergadura es de sólo 9 pulgadas. También son extremadamente ligeros, con un peso de menos de 2 onzas. Las hembras de búho elfo son ligeramente más grandes que los machos.

El Búho Elfo, el rapaz más pequeño del mundo, encuentra su hogar en diversos entornos, desde bosques secos de espinos hasta desiertos y bosques ribereños en la frontera entre Estados Unidos y México.

Lamentablemente, según Audubon, la población de Búhos Elfos ha disminuido considerablemente en el sur de Texas y a lo largo del río Colorado inferior debido a la pérdida de hábitat. Sin embargo, aún se pueden avistar numerosos ejemplares en diferentes regiones del sur de Arizona.

A pesar de su reducido tamaño, los Búhos Elfos comparten similitudes en sus hábitos con otras aves cantoras que comparten su espacio. Estos diminutos búhos suelen anidar en antiguos agujeros excavados por pájaros carpinteros y otras cavidades de árboles. Estos nidos les proporcionan abrigo y refugio ante condiciones climáticas adversas, así como protección contra depredadores como otros búhos, serpientes, coyotes y «ringtails».

Al igual que algunas otras aves del desierto, los Búhos Elfos crean nidos en forma de condominio, apilando varias cavidades unas sobre otras y en los costados. Otras aves, como los mosqueros crestados, los pájaros carpinteros dorados, los gilas, los trogones elegantes, los autillos occidentales y los mosqueros ventrinaranja, también siguen este patrón de anidación. Estos nidos de Búho Elfo pueden albergar incluso hormigas de árbol, que se alimentan de los restos de comida de los búhos y de otros parásitos.

Durante la noche, los Búhos Elfos salen a cazar una variedad de presas, como insectos, artrópodos, polillas, escarabajos, grillos, langostas, escorpiones y ocasionalmente lagartijas y pequeños vertebrados. Los Búhos Elfos son reconocidos por sus característicos ladridos nocturnos, que se asemejan al sonido de un cachorro. Resulta curioso que, a diferencia de otros rapaces que cazan serpientes para consumirlas, los Búhos Elfos capturan serpientes para llevarlas de regreso a sus nidos, donde estas ayudan a controlar los parásitos que podrían dañar el área de anidación.

En ocasiones, los Búhos Elfos se unen en grupos para defenderse contra depredadores como serpientes, búhos más grandes y mamíferos. Esta táctica de «acoso» impide que los depredadores sorprendan a su presa y facilita que las aves jóvenes identifiquen a sus enemigos naturales. Sin embargo, en otras ocasiones, los Búhos Elfos pueden ser acosados por aves más pequeñas, como reyezuelos, chipes, matorrals, carboneros cejiblancos, e incluso aves más grandes como el mirlo americano.

El récord de longevidad registrado para un Búho Elfo es de 5 años y 10 meses. Durante la temporada de cría, los machos emiten cantos fuertes y persistentes para atraer a las hembras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *