CCSS con 270 plantas eléctricas para garantizar servicios críticos ante cortes eléctricos

A raíz de los racionamientos eléctricos anunciados por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y las diferentes compañías de electricidad, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) activará planes de contingencia en cada centro de salud de prestación de servicios, con el fin de garantizar la continuidad en la atención.

Las instalaciones de la CCSS cuentan con más de 270 plantas eléctricas en todo el territorio nacional, las cuales entran en funcionamiento en un máximo de diez segundos tras el corte eléctrico.

Del mismo modo, se contará con fluido eléctrico en Oficinas Centrales para evitar interrupciones en los servicios que brindan las diferentes plataformas dirigidas al usuario.

Para el Dr. Mario Vílchez Madrigal, director del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED), la institución pone en el centro de sus actividades la preparación ante emergencias y desastres. 

 «La institución ha desarrollado las siguientes acciones: se han activado los centros coordinadores de operaciones, tanto del nivel local, regional y central. Estos son los encargados de conducir los preparativos y las respuestas ante cualquier tipo de emergencia o desastre. Se ha pedido específicamente que se actualicen los planes de emergencias existentes en función del escenario de riesgo actualizado. En esta ocasión, se ha puesto un especial énfasis en la revisión de plantas eléctricas y de las reservas de combustible, y se ha solicitado a las unidades revisar planes de contingencia en caso de que no se cuente con este respaldo», aseguró Vílchez.

A la vez, comentó que esta preparación involucra a todas las unidades institucionales, incluyendo aquellas que brindan atención directa de salud y las unidades que brindan servicios administrativos, financieros, de pensiones, entre otros.

Dentro de las acciones ejecutadas, la Gerencia Médica realizó coordinaciones con el ICE y se tiene identificó, por parte de esta empresa, a los pacientes oxígeno dependientes que requieren la continuidad en el servicio de fluido eléctrico para la atención de esta condición. Además, se ha coordinado con los establecimientos de salud para que se corrobore el listado de pacientes que utilizan algún tipo de dispositivo médico domiciliar que requiera de corriente eléctrica y sea de uso prolongado.

Es importante mencionar que se priorizará en los centros médicos la atención de los pacientes que ante alguna condición de emergencia por esta afectación, requieran soporte médico según lo establecido por la institución. 

TARIFA PREFERENCIAL PARA CLIENTES O USUARIOS OXÍGENO DEPENDIENTES QUE BRINDA EL ICE

Esta tarifa se brinda a los clientes o usuarios oxígeno dependientes que han realizado el trámite formal de reconocimiento ante la empresa proveedora de servicios eléctricos.

Los usuarios pueden efectuar el trámite para obtener este beneficio con el ICE, cumpliendo los siguientes requisitos:

  • Solicitud por escrito del titular del servicio.
  • Documento oficial (certificación emitida por la CCSS) por parte de la entidad de salud (hospital), en la que se manifieste tanto la condición de salud como social del paciente.
  • El servicio se aprobará luego de la visita y comprobaciones que realicen funcionarios del ICE en la vivienda del cliente.
  • En caso de no presentarse el dueño del servicio deberá aportarse nota de autorización y copia de su cédula de identidad.
  • Comprobada la veracidad de los datos, se procederá a brindar este servicio dentro de los siguientes cinco días hábiles. Se aplicará a partir de la siguiente factura.

PERSONAS FÍSICAS

Las personas físicas deben presentar: original de cédula de identidad vigente para nacionales o documentos que acrediten la permanencia en el país en caso de ser extranjeros, estos podrán ser: cédula de residencia, permiso temporal de radicación, carné de refugiado, carné de residente pensionado, de residente rentista, carné de asilado territorial o pasaporte.

En caso de que un paciente oxigeno dependiente o con uso de cualquier otro dispositivo de uso domiciliar presente alguna condición de emergencia ante fallo en el fluido eléctrico o imposibilidad de utilizar este dispositivo, debe trasladarse al establecimiento de salud más cercano para su atención o comunicarse al 9-1-1.

La CCSS hace un llamado a usar racionalmente esta energía y activar los diferentes protocolos ante los cortes eléctricos mencionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *