Padre de asesino de Otoniel fue denunciado por ofender y difamar memoria del difunto

El abogado de la familia del nicaragüense informó que el padre del acusado fue denunciado por el delito de ofensa a la memoria del difunto Otoniel Orozco Mendoza, señala el medio La Prensa.

Fue la esposa de Otoniel la que acudió a los tribunales para interponer la demanda contra el padre de Eduardo Ramírez Zamora, asesino , por ofender y difamar la memoria de su difunto esposo en declaraciones dadas a medios de comunicación.

La fiscalía pide 35 años de cárcel, pena máxima contra Ramírez por homicidio agravado.

La familia del nicaragüense Otoniel Orozco Mendoza, quien fue asesinado por su vecino en el condominio Río Palma, en Guachipelín de Escazú, aseguró que buscará la pena máxima contra Eduardo Ramírez Zamora, quien cometió el crimen motivado por la xenofobia que sentía hacia la víctima.

De acuerdo al abogado José Francisco Ayala, representante legal de la familia Orozco, el acusado y su pareja emitían insultos xenofóbicos contra sus vecinos, originarios de Nicaragua y nacionalizados costarricenses. 

“Según los vecinos del condominio, Ramírez decía: ‘¿Cómo es posible que yo esté pagando esta propiedad tan cara para tener a un nica al lado?’ La esposa de Ramírez también tenía problemas por la cantidad de hijos de la familia Orozco, llegando a llamarlos ‘nido de ratas’”, dijo Ayala al diario La Nación. 

Además de los insultos, el abogado explicó que Ramírez profería constantes amenazas contra Orozco.

“Exhibía su arma y decía que iba a matar a don Otoniel. Decía que no le tenía miedo aunque tuviera una agencia de seguridad”, comentó.

Destacó que el atacante tenía un juicio pendiente por agredir con un arma a Orozco. El caso se investigaba bajo el expediente 22-000175-0283-PE y estaba programado para iniciar el 2 de julio.

Enemistad

El representante legal explicó que la enemistad entre ambas familias comenzó desde que se convirtieron en vecinos, hace siete años, y se agravó hace cuatro años cuando Orozco realizó una remodelación en su vivienda. “Nunca se llevaron bien”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *