Ante un comunicado emitido esta tarde por el Presidente Ejecutivo del IMAS, la Defensoría de los Habitantes informa:

El informe de la Defensoría de los Habitantes sobre la investigación de la unidad de análisis conocido como UPAD está plenamente acreditado técnico y jurídicamente. Cada una de los hallazgos detectados en el informe trasladado a la Fiscalía General de la República tiene sustento en un proceso de investigación que incluye documentos, actas, audio y otros material de interés para el trabajo técnico y legal realizado.

Es importante señalar que en ningún momento la Defensoría de los Habitantes cuestionó el valor que representa el Sinirube ni el trabajo del IMAS con el tema, sino la investigación de basó, entre otros aspectos, que el equipo de análisis de Casa Presidencial sí tuvo acceso a datos sensibles de Sinirube como son los datos sobre la condición socioeconómica de las personas.

En ningún momento mencionamos en la investigación ni públicamente la plataforma EDUS, la cual no consta de ninguna manera que se haya accedido ni tampoco a plataformas de datos de índole financiero.

Pero sí la Defensoría de los Habitantes reafirma con contundencia que el equipo de análisis sí tuvo acceso a datos sensibles a través de Sinirube. Fue posible ya que en fecha 18 de marzo 2019, se suscribió Convenio Marco de Cooperación entre el Ministro de la Presidencia, y la Dirección Ejecutiva del SINIRUBE, aprobado por el Consejo Rector del SINIRUBE, mediante Acuerdo firme número 09-2019 tomado en Sesión Ordinaria Número 01-2019; Artículo décimo cuarto, celebrada el día 14 de febrero del 2019.

Lo que preocupa a la Defensoría y así se consignó en el informe es que debió verificarse, tanto por parte del SINIRUBE como posteriormente por parte de la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes, que existieran los protocolos de seguridad necesarios para su eventual uso, no solo la firma del convenio y la confidencialidad, sino revisar la operatividad. Ahora le corresponde a la Fiscalía de la República como lo indicamos con claridad analizar pericialmente si se usaron o no.

Incluso el Coordinador del Equipo de Análisis de Datos de Casa Presidencial indicó a esta Defensoría durante la sesión de trabajo que existen al menos dos conexiones directas a bases de datos:

– Con el SICOP se cuenta con una conexión de Puerto punto a punto VPN (Red privada virtual)

– Con el SINIRUBE se cuenta con una conexión VPN, para lo cual se suscribió dicho Convenio.

Ahora bien ante una pregunta de un periodista en la Conferencia de Prensa sobre los datos sensibles, la institución se refirió a aquellos datos socioeconómicos de SINIRUBE, que son datos sensible. El hecho de haber mencionado la Defensora en esa misma respuesta también los términos enfermedades o salud nunca se refirió a expediente o información médica como tal, sino aquella que la CCSS y el IMAS se pueden llegar a interrelacionar en aras de determinar la condición socioeconómica de una persona.