Dueños de fincas donde está naciente de Concepción de Aguas Zarcas han hecho lo que les da la gana

Pese a que sobran evidencias de daños ambientales dentro del perímetro de área protegida de 200 metros a la redonda del naciente de Concepción de Aguas Zarcas, ubicado en Calle San Juan de los Negritos de Aguas Zarcas la fiscalía de San Carlos no actúa para parar estos daños, pese resolución de juez, de quitar portón y malla que impide el ingreso al juez del Agua y administradores de la ASADA ingresar al naciente.

Un juez emitió medidas cautelares el 28 de julio del 2019 para que las autoridades judiciales actuaron en cinco días a más no tardar, pero hoy año y siete meses después, no se ha hecho nada.

Los dueños de la finca “Los Cubanos” , siguen haciendo de las suyas aquí y las autoridades no actúan. Hicieron un levantamiento de tierra en la parte alta de la montaña de donde procede el agua del manantial. Además según se puede apreciar han convertido parte del área protegida de la naciente en potrero donde se puede apreciar pisadas de ganado y chapeas con corta de arbustos.

Básicamente los dueños de esta propiedad Ailsa Maria Nuñez Rodríguez y Marco Salvador Arias, que al parecer no siguiera viven en el país, han hecho lo que les da la gana.

Naciente de Concepción de Aguas Zarcas.

Como si fuera poco colocaron un portón metálico con candado que impide el ingreso al naciente , y aún más colocaron una malla de cerca para nadie ingrese al área del naciente.

Todo lo han hecho bajo la pasividad de las autoridades judiciales que no hacen valer la ley pronta y cumplida pese la medidas cautelares emitidas por el juez año y siete meses atrás.

Mientras tanto los administradores del naciente deben ver como se las ingenian para ingresar al naciente, pidiendo permiso al mandador de la finca para ingresar por los 200 metros del área protegida.

Edgardo Araya, abogado de la ASADA de Concepción de Aguas Zarcas dijo que este es el más claro ejemplo de la inoperancia del sistema judicial que no han podido hacer cumplir la ley y derribar con la fuerza el portón y malla.

Esto ocurre pese a que se trata de un recurso de bien público, el agua, del cual se sirven más mil personas de esa comunidad y podrían verse afectados por la contaminación del agua, un claro peligro de salud pública.

Este medio consultó a la fiscal de San Carlos Karla Salas, que lleva el caso sobre esta tardanza para actuar actuar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s